En crisis, sector restaurantero del estado; julio será un mes decisivo.

29 junio, 2020

Compartir

Zacatecas, Zac. – Julio podría ser el mes decisivo para el sector restaurantero de Zacatecas. En el peor de los panoramas, se espera que el 40 % de las cenadurías, fondas y taquerías cierren para siempre, al no soportar los estragos económicos de la contingencia.

En julio, se acabarán las prórrogas en los bancos y deberán comenzar a pagar los créditos que solicitaron para sobrepasar la contingencia.

“Tenemos una proyección de que se pueden perder del 30 al 40 % en unidades económicas, en nuestro sector, esto es muy delicado, porque, primeramente, es la pérdida de empleos, pero no hay que olvidar que viene la pérdida del patrimonio empresarias de las familias”, señaló Carlos de la Torre, presidente de la Canirac.

En Zacatecas, el 98 % de los restaurantes son pequeñas empresas con una administración familiar. No obstante, de estos negocios dependen miles de empleos.  

El primero de junio, en la nueva normalidad, el 85 % de los establecimientos abrieron, a la fecha, un 10 % siguen cerrados y están en la espera.

 En este contexto, el presidente de la Canirac señaló que no hay antecedentes parecidos al del Covid y sus estragos económicos en éste y otros sectores del estado.

“Traemos el antecedente con la influencia, que fueron 17 de días de paro de labores y la recuperación nos costó al sector de 6 a 7 años recuperarnos de ese golpe”, refirió.    

Para este sector restaurantero, una cuarta parte del año ya se perdió, con ventas menores al 20 % y repuntes esperados que no ocurrieron; la recuperación total, advierten, tardará años.