Tuneros en camino al tricampeonato de beisbol

9 septiembre, 2019

ZACATECAS, ZAC.

Con el actual bicampeón en plan de buscar seriamente la triple corona, la UAZ todavía sin conocer la derrota, el partido entre los Tuzos de Zacatecas y Fresnillo PLC como el más apretado y el de Zorros contra Durazneros considerado el más espectacular, se desarrolló la quinta fecha de la Liga Estatal de Desarrollo de Talentos de Beisbol 2019.

En lo más alto de la tabla, continúan los actuales monarcas Tuneros de Ojocaliente, que esta semana no tuvieron piedad en casa y despacharon 15-1 a unos Frailes de Guadalupe que ni las manos metieron para impedir su estrepitosa caída, lo que también les costó caer hasta el noveno sitio del standing general.

Todavía como el otro invicto de la temporada hasta el momento y a la caza del superlíder, se encuentra la UAZ que aunque batalló fuera de casa, pudo llevarse el triunfo 9-5 frente a unos Guerreros de Villanueva que pusieron resistencia, pero no encontraron el picheo para detener a los de la máxima casa de estudios.

En el tercer peldaño marchan los Zorros de Pánfilo Natera, quienes sin mucho ruido, han tenido una buena y equilibrada campaña, misma que les alcanzó para ofrecer un concierto de batazos en su propio parque ante los sotaneros Durazneros de Jerez y quedarse con la victoria 13-11.

Mientras tanto, los subcampeones de las dos ediciones anteriores, Mineros de Vetagrande, luego de un turbulento arranque de temporada, han vuelto a la senda del triunfo y a zona de playoffs; en esta ocasión también hicieron valer su condición de estar en casa para vencer 10-3 a Gavilanes de Madero, quienes no han podido encontrar consistencia en el diamante.

Por su parte, uno de los duelos más apretados defensivamente hablando fue el otorgado por Tuzos de Zacatecas y Fresnillo PLC en el parque capitalino, donde ninguno de los dos dio tregua a su adversario sobre el montículo durante las primeras tres entradas, e inclusive los visitantes estuvieron más cerca de anotar al dejar hombres embasados en varias ocasiones, pero fueron los locales quienes supieron modificar en la caja de bateo y terminaron por quedarse con el triunfo 3-2, aunque eso apenas les alcanzó para escalar al séptimo puesto.

En tanto, Aguanavales de Río Grande se plantó en territorio calerense y le hizo la travesura a los Tigres tras superarlos 15-7 para dejarlos todavía sufriendo en la parte baja del standing, a cuatro partidos de desventaja con relación al líder.