YA LES PERMITEN ESTUDIAR EN ALTAMIRA

2 septiembre, 2019

Por: José Devesa RocaCompartir Por: José Devesa Roca

Por fin, luego de perder una semana de clases, a partir de este lunes, los dos niños, que padres de familia les impidieron ingresar a la primaria Eusebia Banda de Altamira, pudieron recibir su educación básica, sin pagar la cuota.

Altamira, Tamaulipas.

Luego de una semana del inicio del ciclo escolar 2019-2020, por fin, los dos alumnos de segundo y cuarto año de la primaria Eusebia Banda Sevilla del municipio de Altamira, les fue posible este lunes 2 de septiembre tomar clases.

Como lo informamos en su oportunidad, un grupo de padres de familia le impidió el ingreso a la escuela, fueron miembros de la asociación de padres de familia, no directivos de ese plantel, quienes no dejaron entrar a los dos pequeñines a la primaria ubicada en la colonia Los Sábalos de Altamira.

Luego de la denuncia a través de los medios de comunicación tradiciones y los cibermedios, el Sr. Adolfo Latofsky un empresario agricultor se constituyó en la primaria Eusebia Banda y hablo con el director para pagar la cuota, el dinero a los padres de familia y además llevar artículos para la escuela como escobas, papel de baño y jabones, pero que dejaran estudiar a los dos niños, dijo que ya no fue necesario pagar a la asociación de padres de familia, la llamada cuota “voluntaria”.

Eric Alejandro Ávila Hots y su esposa la Sra. Edith Oliver Rivera explicaron que luego de una semana de denuncias y platicas con directivos de la SET Secretaría de educación de Tamaulipas, sus dos hijos de seis y nueve años de edad, por fin los dejaron ingresar a la escuela. Aquí lo más importante es, qué acciones tomara la secretaria de educación de Tamaulipas, ante este abuso cometido en contra de dos menores, a quién se le fijara alguna responsabilidad por no permitir ingresar a la escuela a dos estudiantes y qué ha hecho la comisión estatal de derechos humanos,  ante la evidente violación al derecho que tienen de recibir educación básica los niños, esto último consagrado en el artículo tercero de la constitución política de México.