DEPORTES

Y ahora qué pasará con la Franja

Puebla, México Puebla logró hacer olvidar el mediocre torneo que hizo durante el 2020. Todo lo que…

Puebla, México

Puebla logró hacer olvidar el mediocre torneo que hizo durante el 2020. Todo lo que quedó a deber durante las 17 jornadas, lo compensó durante dos partidos, tanto en repechaje como en cuartos de final.

Los de Juan Reynoso no lograron meterse entre los ocho mejores. apenas alcanzaron con problemas, el lugar 12, el último que entregaba boleto a repesca. Sin embargo, en la segunda fase del campeonato, lograron emocionar a su afición, superar las expectativas y convertirse en la gran sorpresa durante dos partidos.

Primero ante Monterrey, donde los camoteros dieron la gran campanada jugando bien y eliminando al quinto lugar general. Después, ante León. Aunque su primer rival en los cuartos de final fue el líder general y favorito al título, los camoteros volvieron a superar las expectativas. Lograron controlar a León, haciéndolo ver mal, para finalmente derrotarlos y hacer soñar a su afición.

Desafortunadamente la Franja no logró redondear su buen momento eliminando a su segundo oponente y quedó fuera.

La gran pregunta ahora es, si Juan Reynoso debe continuar al frente del equipo camotero, para la próxima semana. La euforia por la Liguilla podría indicar que merece el beneficio de la duda, el problema es que el análisis a largo plazo, no lo deja bien parado.

Desde el 2017 que llegó a la Franja, primero como auxiliar de Meza y después como entrenador, no pudo colocar al equipo entre los ocho mejores. En este campeonato, no fue la excepción. En cinco torneos de continuidad de proyecto, no lograron poner al equipo en posición de Liguilla y su única oportunidad la vivieron gracias a condiciones especiales por la pandemia.

Puebla necesita un proyecto sólido que les de la oportunidad de aspirar a una Liguilla, en su formato original, pues así se juega el torneo. Las ocasiones especiales, casi nunca ocurren. La Franja necesita un equipo a la altura de la ciudad que representa. Y no uno que solo aspire a vivir la fiesta grande, cuando factores extraordinarios le abran la puerta.

La Franja dio la gran sorpresa en la Liguilla y eso debe aplaudirse y agradecerse. El problema es que las grandes campanadas, únicamente las pueden dar los equipos por los que nadie apuesta nada. Y si nadie cree en ellos, es porque el nivel mostrado, genera más dudas que confianza.

Luis Tamariz