Villas del SNTE 58 ocupa municipalizarse: JIAPAZ

17 julio, 2019

Compartir

La Junta Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado descartó el hacerse cargo del sistema hidráulico de Villas del SNTE 58, por dos razones; el fraccionamiento legalmente es un asentamiento irregular y tiene graves problemas técnicos, desde su construcción.

Entre lo más grave, señaló el director de la Junta, Benjamín de León Mojarro, es que el drenaje y agua potable están en la misma zanja, problema que requiere de una inversión de 3 millones 100 pesos y no corresponde al organismo resolver, ya que obra ni siquiera ha sido entregada.

“Los problemas técnicos que existen ahí en la instalación de la tubería de agua y alcantarillado, que están alojados en la misma sepa y a la misma profundidad, lo cual representa un alto riesgo para la salud por contaminación entre líneas (…) La JIAPAZ eso no lo puede recibir o lo recibiría bajo la responsabilidad de los vecinos en el caso extremo, pero hay obra intermedia que hay que hacer se necesita poner en funcionamiento la planta de tratamiento y tener un emisor para las aguas tratadas”, informó.

Para que la junta reciba la obra, refirió, se requiere que se corrija el problema del drenaje y, sobre todo, que se concluya el proceso de municipalización, lo que permitiría la gestión de recursos, a través de diversos programas federales, mientras tanto, tanto la junta, como los habitantes, dijo, están atados de manos.

“Ahí los vecinos han pedido formalizar sus contratos y convenios con la JIAPAZ para pagar sus contratos y el derecho de incorporación, pero lo que hemos verificado acá con la presidencia municipal es que esa colonia no está municipalizada y sin ese procedimiento pues, para la JIAPAZ, es una colonia irregular, con la cual no se puede convenir”, comentó.

De acuerdo a la documentación existente, para la aprobación del proyecto, la junta recibió un millón 95 mil pesos. El director comentó que, desde hace 6 años, se entrega agua potable a los colonos de manera solidaria, sin el cobro del servicio, lo que se garantiza pese a la situación del fraccionamiento.

 “Tienen una toma para toda la colonia y, desde hace 6 años, que se entrega el agua de manera solidaria, pensando en el derecho humano acceso al agua, sin que se tenga una retribución”, agregó.