Una vida dedicada a las haciendas del henequén

9 septiembre, 2019

Peón de hacienda trabajando en la fibra del henequénCompartir Peón de hacienda trabajando en la fibra del henequén

Mérida,Yucatán.- “Las primeras palabras de don Luke al comprar la hacienda, fue de que Sotuta se levantaría de nuevo” ” Don Antonio, peón maya

Con cientos de hombres en la cosecha del henequén, jornadas de trabajo de seis de la mañana a 12 del día, en tan solo una de las mil cuatrocientas catorce haciendas que existieron al oriente de Yucatán trabajó don Antonio, uno de los de los hombres que dedicó toda una vida al henequén.

Sin imaginar que un día se convertiría en un libro de anécdota e historias ahora es uno de los guías en una de las haciendas…su trabajo ahora es compartir lo mucho que ama aquellas tierras

Don Antonio actualmente trabaja como parte del equipo de guías turísticos en una de las haciendas de Yucatán compartiendo historia y mostrando la manera de como se sembraba el henequén.

“Yo crecí en la época de los peones, empecé a trabajar en los tiempos de don augusto peón, cortando henequén, tumbando para los plantíos de henequén, sembrando henequén, hacia todo tipo de trabajo en los plantíos. en la época de don peón había mucho trabajo, semanalmente se tenía que cortar hasta 800 mil hojas de henequén…la máquina en ese tiempo era la caldera, a la una se levantaban los fogoneros a poner leña en la caldera, lo prenden y en una hora se calienta, a las 2 empieza a trabajar, la chimenea humeaba todos los días antiguamente”

Los tiempos han cambiado, el pago y las más de 12 mil hectáreas que tenía la hacienda en donde hoy continua trabajando hoy se reducen solo a trescientas

“Y pues la recompensa de don Luke conmigo fue que ahora, ya no corto henequén, no tumbo dentro de henequén, me puso en la casa maya, a sentarme ahí en la puerta, sobre la banca, para esperar y recibir a los que visitan la casa maya, nunca pensé en conocer a tanta gente, nunca pensé que mi imagen iría por todos lados del mundo” Don Antonio, peón maya

Conserva en su mente la siembra de la planta del henequén, las herramientas y el cuidado de la planta de lo que un día fue la fuente principal de la economía de Yucatán y el producto más exportado conocido como sisal.

 “Entonces por eso les digo de todo corazón, que estoy muy feliz de recibir a los visitantes….

pues ahora voy a enseñarles cómo se siembra el henequén, como se hace…

párense, se paran, siéntense, se sientan, ahora en la nueva maya se dice “kulen” y se sientan

Con información de Judit Díaz.