UNA TRADICION HISTORICA

12 julio, 2019

Compartir

Puebla, Puebla.

Un lugar que brilla mucho más de noche por su fiesta, su sabor y música.

Aunque también todo esto ha ido opacando la historia que tiene el mercado de “El Alto”, el afamado Garibaldi poblano.

Un lugar que se caracteriza por acompañar la cena con una cerveza, música de mariachi y norteño, las mejores amistades y ambiente, o tal vez terminar la fiesta a altas horas de la noche en una atmosfera muy mexicana.

 El alto es un lugar donde debes llevar a toda visita ya sea del país o turistas de otra parte del mundo.

Es una atracción con los platillos típicos poblanos más representativos como las cemitas, el mole de panza, enchiladas y hasta el famoso y distinguido mole con su ajonjolí.

Un dato muy curioso es que por generaciones se ha propagado y de cierta manera ha hecho famoso este lugar con el nombre “El Alto” pero no es su nombre real es Mercado José María Morelos, cuando le cambiaron nombre, vecinos y locatarios estaban en desacuerdo con el sobrenombre pues les parecía que perdía la esencia poblana y se convertiría en una copia del lugar tan afamado en la ciudad de México.

A decir de muchos no tuvieron más opción que aceptarlo pues era muy similar pues el punto de reunión donde puedes conseguir cualquier antojo mexicano y música representativa del país a cualquier hora del día.

Este edificio que le da paso al Mercado fue inaugurado el 16 de septiembre de 1930, su ubicación es en la Avenida 14 oriente y 12 norte a una cuadra del templo de San Francisco y el boulevard Héroes del 5 de mayo. Aún conserva su facha pintoresca, sus calles empedradas para que sientas una vibra y un ambiente totalmente de una época y lugar totalmente distinto a otro.

Visita puebla, sal y diviértete con amigos, familia y pareja. Puebla es único y encontrarás de todo y para todos los gustos.

Mauricio Cerventes