UN DÍA SIN MUJERES

25 febrero, 2020

Compartir

Tamaulipas, México

La violencia contra la mujer alarma a los habitantes de todo México, agresiones físicas, sexuales y emocionales se dan a conocer frecuentemente, la edad no importa, mujeres adultas, adolescentes, niñas y bebes corren riesgo de ser víctimas.

El próximo 9 de marzo se llevará a cabo una manifestación que pretende generar conciencia sobre la importancia de la mujer en la sociedad, “Un día sin mujeres”.

Se invita a no salir a trabajar, estudiar y no consumir por ese día.

Empresas a nivel nacional se suman asegurando que no se aplicarán sanciones contra aquellas mujeres que se sumen al movimiento.

CANACINTRA en sede nacional y sus 72 delegaciones nos sumamos a las facilidades para el día 9 de marzo, para que las mujeres que laboran en CANACINTRA si así lo desean, puedan ausentarse sin ningún descuento. Se está haciendo de su conocimiento que apoyamos y queda a criterio de cada empresa”, señala Rogelio Treviño, presidente de CANACINTRA Matamoros.

Las instituciones educativas en Tamaulipas también se suman al movimiento, se ha comunicado a su personal y alumnado que podrán tomar el día si así lo deciden.

“El señor rector mando éste comunicado donde todas las facultades, preparatorias y de más, sus consejos técnicos están de acuerdo en sumarnos con éste movimiento en pro de las mujeres”, dice Marina Ordanza, directora Planeación UAT Matamoros.

En la UAT de un aproximado de mil 200 estudiantes al menos la mitad son mujeres, muchas de ellas participarán otras prefieren asistir a clases.

“Si nos dan la oportunidad voy a faltar porque yo apoyo el movimiento y creo sería importante que nos manifestáramos de esa forma”.

“No lo he pensado seriamente, pero creo que es una oportunidad que, si han sufrido algún acoso, pero otras si quieren ir a su trabajo”.

“Yo no porque, aunque se dio el comunicado hay maestros que quizá nos hacen venir, si hay clases yo vendría”.

“Yo también porque depende mucho del maestro”.

Parte del movimiento indica que no se deberá consumir, los comerciantes aceptan que se registrarán pérdidas, pero apoyan el movimiento.

“Las consecuencias económicas por ésta acción creo que podemos mitigarlas, serán importantes, pero es más lo que estamos perdiendo”, comenta Migue Tello, comerciante de Matamoros.

Las mujeres que decidan no suspender sus actividades diarias son invitadas a portar prendas en color morado o negro como símbolo de solidaridad.