TRISTE CELEBRACIÓN DEL DÍA DEL CARTERO

12 noviembre, 2020

Compartir

Tamaulipas, México

Este 12 de noviembre se celebró el día del cartero, pero fue una celebración muy sencilla a diferencia de otros años, no solo por la pandemia si no porque tal parece que la población está olvidando la importancia de su trabajo.

La celebración del día del cartero este año fue a puerta cerrada y sin música como se había hecho en otros años.

Y es que muchos de ellos que se encuentran dentro de la lista de personas con condiciones de alto riesgo permanecen en casa y solo están laborando unos 35 carteros para distribuir paquetes de ventas por internet, cartas de banco, notificaciones y alguna que otra carta personal.

Adrián de León Sánchez, delegado sindical de conflictos de los trabajadores del Servicio Postal Mexicano en Matamoros, dijo que a pesar de que la celebración fue sencilla, se llevó a cabo con la intención de no dejar pasar por alto esta fecha.

“Desgraciadamente por esto del cavad no se abrió la puerta como en otros años que se hacia la fiesta con una banda y este año desgraciadamente no se pudo, esperamos que el año que entra esto haya terminado y hacerlo como se debe hacer la celebración de los compañeros”.

La celebración la llevaron a cabo bajo la cooperación de los mismos compañeros y fue con una discada y unos refrescos como desayuno la forma de no dejar pasar esta importante fecha.

extrañando a los compañeros que han tenido que estar en casa por su condición de salud y añorando aquellos años cuando no solo se celebraban en grande si no que la misma gente cuando llegaban a los hogares a dejar la correspondencia, los felicitaban y hasta les daban un pequeño presente.

“Son cobros de bancos, si llegan cartas de gente y gracias a dios nos siguen dando trabajo, se están trabajando compras por internet, también tenemos ese servicio…nos sentimos a gusto porque gracias a dios tenemos trabajo y salud que es lo principal pero tristes por los compañeros que no pueden andar aquí y tristes porque ya la gente no nos celebra como años atrás, yo tengo diez años aquí y antes llegábamos a los domicilios y nos felicitaban, pero ahora ya no”.

Si bien las puertas del servicio postal estuvieron cerradas y anunciando con algunas hojas las razones. los carteros al terminar su desayuno han tenido que volver a salir a las calles a dejar la correspondencia y el trabajo desde hace meses ha sido doble por las rutas que deben cubrir de sus compañeros que permanecen en casa.