TRAMPAS DE GRASA

22 febrero, 2020

Compartir

Tamaulipas, México

La acumulación de grasa en las tuberías del sistema de drenaje en Matamoros es un problema que puede evitarse tomando medidas como la instalación de trampas de grasa.

Actualmente la Junta de Aguas y Drenajes cuenta con un padrón de aproximadamente 7 mil 500 negocios que producen grasas.

En el año de 1998 la Junta de Aguas y Drenajes en Matamoros, dio inicio con medidas de prevención que consistían en la instalación de trampas de grasa, el objetivo es evitar que las tuberías se taparan con los deshechos de los negocios que producen exceso de grasa como restaurantes y carnecerías.

Pero fue hasta el año de 2016 que se estableció un reglamento de saneamiento.

“El exceso de éstas grasas son productos que no son visibles con el agua y por lo tanto nos van generando taponeamiento que a la larga hace un deterioro en nuestro sistema de drenaje y ocasiona caídos, pues al fluir esta agua es un problema para nuestra ciudad, para la salud. Las sanciones varían dependiendo el grado del problema, desde los 75 uma hasta los 2 mil 500, de acuerdo al daño”, señala Javier Treviño, JAD Matamoros.

Actualmente la JAD tiene un registro de 7 mil 500 negocios aproximadamente que cuentan con trampa de grasas y realizan dos verificaciones dos veces al año.

“Esto tiene más de 20 años que se implementa en Matamoros, hay que recordar que es una ciudad que se inunda, cualquier precipitación genera caos, básicamente es que la mayoría de los restauranteros tenemos trampa de grasas, en donde omitimos que la grasa vaya a dar al sistema de drenaje de la ciudad y ese tipo de medidas en el lavabo tenemos un pequeño filtro que es una pequeña trampa para evitar que se vayan pedazos de alimentos o grasa”.

Los comerciantes reciben pláticas informativas periódicamente.

La grasa un detonante que provoca deterioro en el sistema de drenaje.

“Obviamente nosotros lo supervisamos frecuentemente, los problemas empiezan cuando un nuevo restaurante, se instala o forma y no tiene la información y nosotros acudimos para convencer o poderles demostrar”.

“Cada seis meses tenemos una plática, que son los martes y jueves a la una de la tarde, esto con la intención que sepan ellos sobre cómo separar lo orgánico, a dónde tenemos que destinar, la intención es evitar una mayor contaminación”, señala Pablo Reyna, de CANIRAC Matamoros.

Las fugas e inundaciones se pueden evitar si el sistema de drenaje está en óptimas condiciones. Las trampas de grasas son una importante medida preventiva.