Trabajadores fronterizos y viacrucis que viven diariamente

7 mayo, 2019

Imagen: Televisa Tijuana Compartir Imagen: Televisa Tijuana

Trabajadores fronterizos, pierden varias horas de su vida sentados en un asiento de carro y ganan dolores musculares cuando cruzan la frontera de Tijuana y San Diego.  A ese tiempo lo llaman horas nalga y es inevitable.

Según el Colegio de la Frontera Norte, más de 50 mil personas viajan diariamente a Estados Unidos para trabajar, la mayoría en vehículo. A cada una en promedio, le toma por lo menos dos horas cruzar, es decir, que cada año pierden más de 520 horas de su vida frente a un volante.

La salud mental de los viajeros también se ve mermada. Para quienes duermen menos de seis horas para llegar a los carriles que conducen a las garitas antes de que amanezca, podría generarles frecuentes dolores de cabeza, y en casos extremos, ansiedad o depresión, de acuerdo a especialistas.

Con el paso del tiempo, vivir en México y trabajar en Estados Unidos, puede convertirse en un verdadero viacrucis, pero los altos costos de vida en la Unión Americana, los obligan a vivir en la frontera.

José Antonio Avilés/ Pety Martínez