Tigres brilla en el Mundial de Clubes

8 febrero, 2021

Foto: TUDNCompartir Foto: TUDN

Puebla, México

Al decir Mundial de Clubes, quizá algunos recordamos al poblano Guillermo Rojas, ex de la franja, marcándole un gran gol al mejor Barcelona de la historia, el del sextete. Era el gol de la ventaja. Increíblemente el Profe Cruz, le estaba ganando la partida a Pep Guardiola. Para la segunda mitad ingresó Messi y todo terminó. En dos minutos marcó, con el juego empatado, para darle la ventaja a los catalanes.

Los más veteranos, recordarán también la gran hazaña del Necaxa de Raúl Arias, la más extraordinaria, en la primera edición del Mundial de Clubes.

Aquellos Rayos lograron empatarle al entonces campeón de Europa, Manchester United. Luego, en el juego por el tercer lugar vencieron al Real Madrid, con Zidane incluido, en tanda de penales. Fue el momento más sublime en el Mundial, para un equipo mexicano.

Sin embargo, el resto de las historias, son meras ilusiones ópticas, de equipos que prometían pero que al final, al estilo de la vieja maldición mexicana, se quedaban en el ya merito.

Hoy, los Tigres, llamados el equipo chico millonario del fútbol mexicano han callado bocas y ya dieron el golpe de mayor autoridad para un equipo mexicano, en esta competencia. Los del Tuca ya pueden presumir que se han quitado ese estigma. Hoy en Qatar, brillaron como un equipo grande. Quizá no fue ante el Barcelona de Guardiola, o ante el Real Madrid, pero sí, ante el campeón de la Libertadores.

Tigres le ganó con autoridad, a un poderoso rival que, en Libertadores, despachó a River Plate y al Santos en la final. Los del Tuca han logrado hoy lo que ningún otro equipo mexicano, llegar a la final. Si todo sale bien, su rival será ni más ni menos que la aplanadora de la última Champions, el Bayern Munich.

Tigres ya hizo historia. Ya. Brilló en el mundial de clubes y ya, es más, que cualquier otro club mexicano en ese mundial. Ya nadie le puede reprochar nada, más allá de ese estilo de juego sumamente mesurado, que a más de uno desespera. Pero en resultados, ya dieron el Do de pecho.

De aquí en adelante, todo es ganancia. No se le puede exigir ser campeón ante el mejor equipo del mundo, al que goleo al Barcelona, al Tottenham y a cuanto equipo quiso humillar. Si los de Nuevo León pierden, será normal y regresarán como triunfadores. En cambio, si ganan, sería la gran hazaña jamás contada. Serían noticia internacional. Tigres ya ganó, pero enfrente, tiene la posibilidad de inmortalizarse.

Este lunes Bayern debutará ante el Al Ahly y en caso de ganar, chocará contra los norteños mexicanos, para disputar el título.

Luis Tamariz