NACIMIENTOS NAVIDEÑOS EN MATAMOROS

7 diciembre, 2019

Compartir

Tamaulipas, México

Los nacimientos navideños surgen hace 800 años con los montajes vivientes que recreó San Francisco de Asís.

Y en la actualidad se han convertido en tradición mexicana.

El pesebre se conforma por una choza o casita que representa la sencillez, María, que representa la fidelidad y amor por Dios, José, el hombre que inspira obediencia y fortaleza, el niño Jesús, guía espiritual, el Buey, su misión era mantener caliente con su aliento, el burro, el animal más humilde de la creación por eso fue elegido para acompañar a María, los reyes magos, quienes con sus regalos muestran a Jesús su naturaleza real, divina y la estrella, que representa la luz que nos da esperanza.

“Los más importantes que son los misterios, que son los reyes, María, José, Ángel y el niño Dios, de allí la gente le pone burritos y pastores, año con año van haciendo más grande. Me preguntan para qué es cada cosa, qué lleva” señala Julieta Araujo, comerciante en Matamoros.

Se cree que el primer nacimiento hecho de figuras de barro se instaló en Italia a finales del XV.

Con las conquistas españolas los frailes utilizaron las costumbres navideñas para evangelizar a los nativos del nuevo mundo.

En Matamoros las familias ya empiezan a buscar y elegir cada pieza que integrará su pesebre.

“Nada más el misterio, José, María y el niño y algunas piezas, es una tradición inculcando a los niños”.

“No ponemos muchas porque a veces la economía no alcanza, pero no dejamos que pase la fecha”.