DESPUÉS DE LAS LLUVIAS, QUEDAN LOS BACHES

31 julio, 2020

Compartir

Tamaulipas, México

La temporada de lluvias es en la que mayor número de servicios realizan las vulcanizadoras en Matamoros.

Después de las inundaciones y encharcamientos el pavimento en calles y avenidas de la ciudad se deteriora, hasta la formación de baches.

Los conductores frecuentemente caen el estos pozos y las llantas de sus coches sufren severos daños, en algunos casos irreparables.

David, de oficio llantero, repara alrededor de 25 neumáticos diariamente.

“Al caer en un bache una llanta se daña por la parte de adentro, también se hacen boludas, aquí en Matamoros hay muchos baches. Siempre tenemos carros, pero en ésta temporada de lluvias pues incrementa el trabajo, se doblan los rines con los baches, también hay más venta de llantas”.

La reparación más sencilla consiste en un parche que tiene un costo de aproximadamente 60 pesos en caso de requerir un parche más grande puede elevarse hasta los 120 pesos.

Pero si la llanta queda inservible el precio de un neumático semi nuevo es de entre 500 y 600 pesos los nuevos superan los mil pesos.

Y en caso de que le rin también esté afectado se tendrían que desembolsar hasta dos mil 500 pesos.

“Una llanta económica nueva en mil pesos o mil cien, un rin usado e 400 pesos de fiero, de aluminio mil o en 800 pesos, un rin de aluminio en dos mil 500 o tres mil pesos, en camioneta es más caro”.

Se recomienda a los ciudadanos que siempre carguen en sus cajuelas una llanta de repuesto, un gato hidráulico y de ser posible un tanque de aire.

“La gente que traiga su llanta de refacción, su cruceta, su gato, si pueden una boya de aire, que es lo que más nos piden, cuesta unos 200 pesos, te va a ayudar, si corres tu carro con una llanta baja pues se va a dañar y te vale 500 o 600 pesos y ahorita pues no hay dinero”.

El llantero recomienda que se realice una verificación del estado de las llantas al menos una vez por mes.

Y en caso de transitar por vialidades con baches, cruzar a baja velocidad para evitar daños.