SURGEN DUDAS EN MANIFESTACIÓN FEMENIL

31 agosto, 2019

Compartir

Matamoros, Tamaulipas

Sobrevalorada para algunos, inexistente para otros tantos; la violencia de género, representa uno de los problemas sociales más fuertes en nuestro país, en nuestro estado y por supuesto, en nuestro Matamoros.

¿Cómo nace? ¿quién la genera? ¿de qué forma combatirla? ¿será que, en algún momento, vamos a aprender a vivir sin violentar por odio?

Vamos a ver…

La psicóloga Angélica Arvizu nos comenta que “la violencia de género, está enfocada solamente en mujeres, puede ser económica, psicológica, física, sexual, asesinatos”.

Tamaulipas, se encuentra en el top10 de violencia a la mujer en todos los aspectos:

• La violencia económica es la más frecuente.

• En 2019 se han registrado 71 llamadas de auxilio por hostigamiento, acoso o abuso sexual.

• 101 carpetas de investigación por lesiones físicas.

• En promedio se cometen 8 asesinatos a mujeres que no son considerados feminicidios, ya que, en Tamaulipas, no está tipificado.

“Sin miedo a equivocarme, puedo asegurar que un 80% de las mujeres, han sufrido algún tipo de violencia”.

Hilda Tinajero, presidenta de la asociación Centro de Apoyo a Madres Trabajadoras, “señala que “es muy frecuente y regularmente no se dice, nosotras detectamos por algunas actitudes cuando algo está pasando”.

Mientras que Javier Gómez, director del Sistema DIF en Matamoros, comenta que “en vista de la existencia de la violencia de género, los movimientos feministas, debemos velar por mayores y mejores oportunidades para las mujeres”.

Una de las principales causas por las que, una mujer prefiere no denunciar el abuso, es el miedo: a represalias, a más abuso, a perder a sus hijos por ello.

En muchos casos de denuncia, sino es que la mayoría, las violentadas prefieren retractarse que continuar el proceso.

El miedo hace que las violentadas, retracten sus denuncias

“Se necesitan leyes que protejan a las víctimas de violencia, que protejan a los testigos, a los involucrados y que castiguen al violentador. El acoso en redes sociales es casi indetectable y ha provocado suicidios. Vimos que las marchas en CDMX se salieron de control, pero también que les hicieron caso. Se demostró que es la única forma de ser escuchadas” dice Angélica Arvizu.

“Buscamos la forma de apoyarlas, canalizarlas a terapia, atención jurídica. Todo para que logren salir del círculo de violencia que viven” señala Hilda Tinajero.

Las cifras gritan, es real en todas sus presentaciones: económica, psicológica, física, sexual y feminicidio. Nadie, ninguna estamos exentas de, convertirnos en un número más en la estadística nacional de violencia de género.

Un hecho lamentable, pero que, sin duda alguna, forma parte de nuestra vida diaria.