Su discapacidad no los detiene

18 octubre, 2019

Foto: Televisa Veracruz Compartir Foto: Televisa Veracruz

Veracruz, México

Ana Bertha y Filiberto, dos hermanos gemelos, tienen 24 años de edad, el mismo tiempo que ellos y su familia han aprendido a vivir con la discapacidad auditiva de nacimiento de estos dos integrantes de la familia Ramírez Ramírez.

En Naolinco, Veracruz, estos dos jóvenes han sido ejemplo de lucha y de salir adelante, pese a las adversidades de la vida.

Sin tener conocimiento y solo con las ganas de salir adelante Filiberto y Ana Bertha decidieron realizar catrinas de papel maché y autoemplearse.

Hipólita Romero López, Madre de Filiberto y Ana Bertha:

“Ellos decidieron ellos solitos pensaron y desde meses atrás me dijeron que tenían el interés de hacer las catrinas y pues si quieren lo hacen solo fueron y sacaron foto y ellos solitos empezaron a hacerla”

Estos jóvenes han tenido oportunidad de estudiar y destacarse como artistas, sin embargo en el ámbito laboral no han tenido oportunidades que los hagan apoyar a su familia.

Hipólita Romero López, Madre de Filiberto y Ana Bertha:

“Es difícil porque a veces por su discapacidad el buscar un trabajo me dicen ella siempre ha querido trabajar pues sí pero la necesito para una zapatería pero necesito que hable que haga un mandado pero que hable ahí es una limitación que ella tiene que no le puede dar a un trabajo así tan fácil”

Para la familia Ramírez Ramírez el ver que estos dos integrantes de la familia no tienen límites para salir adelante los ha llenado de satisfacción e incluso ellos mismos están colaborando con este proyecto al realizar las tradicionales catrinas de papel maché.

Hipólita Romero López, Madre de Filiberto y Ana Bertha:

“Es algo muy bonito y pues gracias a Dios la gente está apoyando están pidiendo sus catrinas y es una puerta que se abre para ellos”.

No esperaba tanta inteligencia que ahora veo que son súper inteligentes me siento súper orgullosa de ellos.

Las catrinas de papel maché son típicas de esta temporada y es el primer año que estos jóvenes se aventuran a realizar para venderlas, confían que sus ventas serán positivas y que en un futuro este negocio pueda prosperar.

Hipólita Romero López, Madre de Filiberto y Ana Bertha:

“Aquí no hay discapacidad, aquí es una inteligencia que ellos desarrollan que impresiona”

Denisse López