Salvador Cienfuegos protegió al Cártel Beltrán Leyva a cambio de sobornos, asegura EEUU

16 octubre, 2020

Foto: ReutersCompartir Foto: Reuters

CDMX, México

El exsecretario de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos, usó su poder para proteger al Cártel Beltrán Leyva dirigiendo operaciones hacia grupos rivales, ayudando a encontrar barcos para transportar drogas y organizando reuniones con otros funcionarios corruptos, según la acusación en Estados Unidos (EEUU).

El general Cienfuegos, arrestado en Los Ángeles, California, la noche del jueves, aceptó sobornos a cambio de protección, que incluía advertir a los miembros del cártel sobre operaciones estadounidenses, según el documento de Estados Unidos.

La Fiscalía Federal del distrito este de Nueva York acusó este viernes de narcotráfico y lavado de dinero a Salvador Cienfuegos, el secretario de Defensa durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto.

Tres de los cargos están relacionados con la producción, tráfico y distribución de estupefacientes y un cuarto con el lavado de capital, según un documento de la Fiscalía.

El gran jurado que debía determinar si había pruebas suficientes para juzgar a Cienfuegos, cuya detención se considera un nuevo golpe al legado de Peña Nieto, ha decidido imputarlo por cuatro cargos.

El primero de los cargos de narcotráfico es por conspirar para la producción y distribución internacional de heroína, cocaína, metanfetamina y marihuana; el segundo por conspirar para importar estupefacientes y el tercero por conspirar para distribuirlos.

“El acusado Salvador Cienfuegos Zepeda, también conocido como “El Padrino” y “Zepeda”, junto con otros, conspiró a sabiendas e intencionalmente para fabricar y distribuir una o más sustancias controladas, con la intención, a sabiendas y teniendo una causa razonable para creer que tales sustancias serían importadas ilegalmente a los Estados Unidos desde un lugar fuera del mismo”, según el texto de EEUU.

En concreto, el escrito de la Fiscalía, firmado por el titular del Distrito este de Nueva York, Richard Donoghue, acusa a Cienfuegos de estar implicado en la producción, tráfico y distribución de mil kilogramos de marihuana, 500 gramos o más de metanfetamina, cinco kilogramos o más de cocaína y un kilogramos de heroína entre diciembre de 2015 y febrero de 2017.

El cuarto cargo, de “conspiración para lavar las ganancias de los narcóticos”, sostiene que realizó transacciones económicas con este fin entre las mismas fechas, aunque no aporta ninguna cantidad específica.

El ministro de Exteriores de México, Marcelo Ebrard, informó esta mañana de que se espera que Cienfuegos sea trasladado a Nueva York y que tendrá una audiencia en Los Ángeles, para lo que su abogada viajará a Estados Unidos desde México.

El presidente, Andrés Manuel López Obrador, calificó este viernes de “lamentable” el arresto y consideró que es una “muestra inequívoca de la descomposición del régimen” que imperaba antes de su Gobierno.

El presidente explicó que “no existe ninguna investigación en México contra el general Cienfuegos que tenga que ver contra el narcotráfico”, aunque confesó que hace 15 días fue informado por la embajadora mexicana en Estados Unidos, Martha Bárcena, de que en el país vecino “se hablaba de una investigación” sobre el general, si bien “no era nada oficial”.

El mandatario avanzó que la investigación es un asunto “del mismo juzgado de Nueva York” que lleva el juicio de Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad del Gobierno de Felipe Calderón (2006-2012), arrestado por nexos con el narcotráfico.

También es la corte que condenó a cadena perpetua a Joaquín “El Chapo” Guzmán, exlíder del Cártel de Sinaloa.

Con información de Televisa NEWS