NOTICIAS

Destaca papel de medios como puente a soluciones sociales

La UDEM entregó la Medalla Horacio Guajardo a Elda Adela Molina Yepiz, directora de Televisa Sonora

Monterrey, México.

La Universidad de Monterrey, a través de la Licenciatura en Ciencias de la Información y Comunicación, en el marco de su 50 aniversario, entregó la Medalla Horacio Guajardo a Elda Adela Molina Yepiz, con más de 25 años de trayectoria, especialmente en televisión.

“Sigo creyendo que los medios no solo debemos informar, debemos tener el propósito de ser el puente entre los problemas y las soluciones de nuestra comunidad”, afirmó Elda Adela Molina Yepiz, al recibir la Medalla Horacio Guajardo, que otorga la Universidad de Monterrey.

“En medio de todo, yo sueño que reviva con gran fuerza el periodismo social, ese periodismo que sí ayuda al más necesitado y que construye el futuro”, sostuvo la directora general de Televisa Sonora.

Molina Yepiz recibió la presea de manos del excatedrático de 96 años ‒cuyo nombre lleva la medalla‒ y fundador de la Licenciatura en Ciencias de la Información y Comunicación, en el marco del 50 aniversario de este programa académico, la noche del miércoles, en una ceremonia transmitida en vivo desde El Solar, en el campus UDEM.

Durante el evento y como parte de la celebración de aniversario, se realizó un ritual ‒guiado por  Paola del Real Villarreal, directora de la Licenciatura‒ para la adopción de un árbol: un Encino Siempre Verde, a nombre del programa académico, como símbolo de madurez y crecimiento, en el que participaron docentes (anteriores y actuales) y estudiantes. 

La directiva universitaria señaló que la Licenciatura en Ciencias de la Información y Comunicación se creó en el semestre Otoño 1971, tuvo su primera generación en 1975 y, desde entonces, ha tenido más de mil egresados. 

Elda Adela Molina Yepiz es originaria de Navojoa, Sonora, y cuenta con más de 25 años de experiencia en medios de comunicación locales y nacionales, con la televisión como eje de su trayectoria. 

En su semblanza, se destaca que la comunicóloga se involucra en causas y fundaciones que apoyan a niñas y mujeres a salir de adicciones y violencia.  

En su mensaje de recepción de la medalla, Molina Yepiz señaló que, en un mundo laboral exigente y competitivo, aprendió que gritar para exigir el respeto como profesionista y como mujer no funciona tanto como trabajar en silencio poco a poco, pero a paso firme.

“Trabajo en una industria que es liderada aún por hombres; faltan muchísimas mujeres en los primeros niveles, tomando decisiones”, advirtió. 

Molina Yepiz comentó que la vida ha sido generosa al poner en su camino constantes pruebas de superación y aprendizaje: “ser independiente, tener tanta responsabilidad, mantener mi hogar, ser mamá y tener una vida propia no ha sido sencillo, pero soy muy feliz”. 

“Sin dejar de luchar por el presente, y siempre lo comento con mis equipos de trabajo, creo que es tiempo de buscar y retomar conversaciones profundas y volver a lo básico”, aseveró. 

La periodista y directiva estableció que, en estos tiempos, nada es sencillo, mucho menos construir, ya que la misma sinergia social lleva a las personas a estar muy ocupadas y las conduce a perder la fe y los propósitos.  

“Como a muchos de ustedes, a mí la pandemia ha dejado su huella: perdí familiares, amigos, y aprendí que la mejor vacuna es el cambio, cambiar el estilo de vida y tener las agallas para rescatar los valores que nos inculcaron nuestros padres, nuestros abuelos, para no olvidar la fe y, en mi caso, tampoco olvidar la poesía”, expuso. 

Además de la presencia de Horacio Guajardo y de la directora de la carrera, en la ceremonia estuvieron presentes Javier José García Justicia, director de la Escuela de Educación y Humanidades de la UDEM; y Juan Manuel González Fernández, director del Departamento de Ciencias de la Información. 

Además, asistieron ganadores anteriores de la Medalla, directores anteriores del programa académico, así como actuales directivos y docentes. 

En un breve mensaje, Horacio Guajardo se refirió a los tiempos en que se fundó la Licenciatura, después del 68 histórico del país y el impulso que la Unesco otorgó a la importancia que tenía la comunicación, en su doble vertiente de información y de desarrollo tecnológico. 

“La comunicación representa una vertiente sin la cual el mundo se queda trunco, se queda pequeño y hasta puede desaparecer; la comunicación se ha convertido en una disciplina de primer plano para el desarrollo de las actividades humanas y la permanencia de la especie”, enfatizó.

Con información de la UDEM

Archivo UDEM
Archivo UDEM
Archivo UDEM

Siguiente