¡A Yuri le quisieron bajar al marido, y fue alguien del medio!

18 febrero, 2020

Fuente: GoogleCompartir Fuente: Google

Con casi 25 años de matrimonio, Yuri y su esposo Rodrigo son una de las parejas ejemplares del medio artístico, pues han logrado mantener su relación lejos del escándalo, basados en el amor y el respeto que tienen uno por el otro.

La cantante ha admitido que antes de conocer a Rodrigo Espinoza, llevaba una vida destrampada en la que las distintas parejas sexuales formaron parte de esta, sin embargo, el exrockero  y ahora pastor cristiano, llegó a darle estabilidad.

Sin embargo, reconoció que en estas dos décadas y media juntos, sí se ha enfrentado a que alguna mujer, cautivada por el físico y la forma de ser de su esposo, no se haya frenado en coquetearle incluso frente a ella, y lo peor de todo ¡es que fue una amiga del medio!

“A mi marido tengo que andarlo cuidando yo, hay varias amiguitas que me lo han querido bajar. Somos terribles las artistas… No les voy a decir quién, fue hace muchos años”, reveló la ‘Güera consentida’.

Los medios de comunicación que la entrevistaron, preguntaron si puso un ‘estáte quieta’ a la susodicha: “Claro, soy cristiana pero no bruta. No le dije nada, nada más la miré con unos ojos de ‘síguele mana, y te va a caer la maldición jarocha’ y ella entendió así como que ‘tan guapo tu esposo’”, indicó Yuri.

Ante la insistencia sobre la identidad de la mujer y si por ello dejaron de ser amigas, afirmó: “Es mi superamiga y la quiero mucho y le hablo y la aconsejo, nomás que ella ya puso su rayita”, sentenció la intérprete de La maldita primavera.

Respecto a cómo ha logrado mantener un matrimonio tan estable, sobre todo dentro de un medio tan difícil como es el artístico, indicó: “Pienso que es respeto, mucha comunicación, siempre hablar las cosas… Creo que por eso muchas artistas están solas, porque somos terribles, no dejamos que un hombre venga a decirnos qué es lo que tenemos que hacer”.

“En mi caso, Rodrigo es el señor de la  casa y él ve todo lo que un hombre tiene que ver, y yo soy la señora de la casa veo que la cocina, que si el súper, porque así como me ven, no soy “vaquetona”, externó.

En cuanto a si existen los celos entre ellos por cuestiones de trabajo, confesó que ella y su esposo tienen un acuerdo: “Rodrigo y yo hicimos un pacto, que si él hace un video o yo hago un video, sobre todo yo, que sigo en la música, pues él se retiró y ahora es pastor, de que no haya besos, (en mi caso) es que ya no haga novelas, porque en ellas hay que besarse y uno siente…”

La pregunta obligada, fue si eso sucedió cuando protagonizó con Chayanne la telenovela Volver a empezar en la década de los 90: “Sí sentí, y mucho… Él estaba casado, y yo no, pero besa muy bonito y es un caballero”. concluyó la madre de Camila, de 11 años, a quien la pareja adoptó en el 2009, con apenas unos meses de nacida.

Con información de TVyNovelas