Sin piedad contra Florentino y sus héroes villanos

21 abril, 2021

Foto: TUDNCompartir Foto: TUDN

Puebla, México

Se sintieron los nuevos héroes de Marvel y Thanos, los hizo polvo.

Tras el anunció oficial del surgimiento de una Superliga conformada por los 12 millonarios del fútbol europeo, la reacción del resto de la comunidad fue aplastante. Los equipos más pequeños no se intimidaron ante el supuesto poder de este grupo y se fueron con todo. Dicen que dinero mata carita, pero nunca, la unión de todos los demás.

Si solo uno o dos hubieran mostrado su inconformidad, el G12 se hubiera impuesto con la mano en la cintura, pero no, fueron contundentes. Nadie se achicó, de inmediato diferentes clubes, entrenadores, jugadores, exjugadores y hasta aficionados, lincharon mediáticamente a los desertores. Ni siquiera el propio Zidane, pudo respaldar a su presidente en plena rueda de prensa internacional. Prefirió callar y solo decir, “eso es tema de uno, pregúntenle a él”. Esto le dio poder a la UEFA. Fue la clara señal de que el mundo del fútbol estaría de su lado y contraatacó con toda dureza. Expulsarlos de la Champions desde ya y de sus propias ligas, con el riesgo de perder los títulos que los hacen grandes.

Bastó con un día de presión a la Superliga para reventarlos. Se habla de pagos millonarios por parte de UEFA, al sixpack de equipos ingleses, para hacerlos volver. Eso se tendrá que investigar, pero hasta eso, tendría que haber contemplado Florentino Pérez. El presidente del Real Madrid fue exhibido de fea manera en su propia cancha, en el terreno que más domina, las negociaciones.

Pérez inició una revolución sin antes haber cargado sus armas. Abrió una partida de ajedrez atacando de manera directa al rey, sin prever que, en un movimiento, su oponente le tendría listo el jaque mate. Quedó claro que las negociaciones del mandamás merengue al interior de su G12 fueron poco claras, porque los hilos que los unían estaban demasiado delgados.

Al atacar a UEFA, sabían que vendría una reacción y no estaban preparados. Pecaron de soberbia y poder. Sintieron que eran el nuevo grupo de súper héroes de Marvel y que todos los demás se pondrían en sus manos para ser salvados, pero no, los héroes fueron vistos como villanos y eso, es el reflejo de una mala planeación y pésimo manejo de los escenarios posibles que habrían de enfrentar.

Todo esto no quiere decir que Florentino no tuviera razón. El fútbol necesita cambios. Los grandes clubes están reventados económicamente y se puede venir una crisis. Tampoco quiere decir que la UEFA sea el héroe de la película. Pero así los hicieron ver. Al interior de FIFA apesta a corrupción desde hace años y algo se debe seguir haciendo para detenerla. Pero hoy quedó claro que, si el presidente del Real Madrid quiere orquestar un golpe de estado, debe hacerlo con un grupo más grande. Con la comunidad del fútbol de su lado, sin ningunear a los equipos del medio, porque hoy los millones, no fueron suficientes.

Luis Tamariz