Ser enfermera nutre el alma

18 mayo, 2019

Compartir


Irasema Leyva García, originaria de Tlapa es una mujer que creció viendo a su madre ser enfermera.

Guerrero, México

Conforme pasaron los años, sintió esa fascinación por conocer más y más sobre esa profesión, hasta formar parte de ella.

Con esfuerzo, sus padres la sacaron adelante junto con sus hermanos, sin embargo, llegó un momento donde ella tuvo que trabajar para seguir estudiando y apoyar a su familia.

Su perseverancia y constancia la llevó a finalizar sus estudios, cada día se preparaba más, para ser mejor en su profesión.Durante 4 años, estuvo trabajando en la montaña y al ver la necesidad que existía, decidió fundar el primer quirófano dentro del centro de salud, para beneficio de la comunidad.

Irasema Leyva, reconoce que la enfermería ha ido transformándose, ahora hay más oportunidades no solo para las mujeres, sino también para hombres, que se interesan por ser enfermeros.

La experiencia le ha dejado, que para elegir esta carrera tan noble se necesita vocación y, sobre todo, comprometerse a dar todo por los demás sin esperar nada a cambio.

Anna Belén Fajardo