DEPORTES

Se escapan las posibilidades para Mercedes

Puebla, México Después de la racha de tres fines de semana con carrera, la brecha que separa…

Puebla, México

Después de la racha de tres fines de semana con carrera, la brecha que separa a los equipos de Red Bull y Mercedes-AMG Petronas, se vuelve más extensa.

Al terminar el Gran Premio de Azerbaiyán, donde Sergio “El Checo” Pérez se llevó su segunda victoria en la F1, se notó la superioridad de la escudería Austriaca. La estrategia, el ritmo, la metodología, incluso las paradas en pits, fueron completamente superiores a las de Mercedes, pero ese premio nos dejó con la incertidumbre de ¿Qué tan capaz era la escudería del aro plateado para responder a las embestidas del toro? Aun así, Red Bull se sentía frágil.

Recapitulando el GP de Francia, donde Max Verstappen se llevó la victoria, Lewis Hammilton segundo y Sergio Pérez en tercero (Segundo pódium para el mexicano en esta temporada) lo interesante, fue que ya se vieron reflejados los cambios en la aerodinámica de los Red Bull.

Su momento llegaría en el circuito de Paul Ricard, un premio bastante subestimado por los fanáticos, pero que, en esta ocasión, regaló una de las mejores carreras de la temporada. Después del pequeño error de Max Verstappen en la primera curva, muchos nos quedamos con la incertidumbre de si era posible que el holandés remontara, sin embargo, lo hizo, y de qué manera. Con una estrategia de dos paradas, Max, logró tomar el liderato a pocas vueltas del final de la carrera, teniéndonos con la expectativa y confirmando el poderío del equipo.

Lo mismo sucedió con Sergio Pérez, logró tomar la posición ante Valtteri Bottas unas cuantas vueltas antes y el resto es historia. Red Bull tomaba la batuta y se alzaba ante Mercedes AMG; ligaba su tercera victoria consecutiva, algo que no sucedía desde 2013.

El Styrian GP, la primera fecha en Austria, fue un premio que no suponía reto para la Escudería del Toro Rojo. El premio de casa definitivamente se lo tendría que llevar Max Verstappen, la presión recaía para su coequipero, Sergio Pérez, en quien confiaban para obtener el ‘1–2’, sin embargo, eso no sucedió.

“Checo” clasificó en quinto y solo logró subir una posición durante toda la carrera, finalizando en cuarto, cabe destacar, al término del GP solo había un segundo de diferencia entre él y Valtteri Bottas, poniendo en duda el trabajo de su equipo dentro de los pits, ya que ahí perdió, mínimo, un segundo en la parada, tiempo que significó subirse al podio.

Segunda carrera en Austria, al mexicano se le notó precavido en las prácticas y primeras ‘qualis’, pero al final, logró salir en tercer lugar, teniendo a los dos Mercedes por detrás de él.

El trabajo del mexicano no vio resultados, ya que después de una bandera amarilla, al momento en que reinicio la carrera, quiso adelantar a Lando Norris por la parte externa de la curva y ¡oh! Gran error. El mexicano terminó en la graba y perdió bastantes posiciones, cayendo hasta noveno apenas en la segunda vuelta, ahí terminó el viaje para Sergio Pérez. Más adelante en la carrera, se le penalizó dos veces con cinco segundos por hacer la misma maniobra de la que fue víctima, pero esta vez, sobre Charles Leclerc, perdiendo una posición por tiempo sobre Carlos Sainz.

Max Verstappen se queda con la victoria absoluta, entró en un club bastante privilegiado en donde consigue Pole, lidera todas las vueltas y marca la vuelta más rápida, con esto obtiene su primer Grand Chelem.

A Sergio Pérez ahora le falta temple, ya logró dominar uno de los monoplazas más difíciles en el gran circuito, se le nota confiado, inclusive, sobrado, cuestión que le costó el podio en este último Gran Premio.

La escudería austriaca al final del día camina con paso firme, ya logro superar a AMG Mercedes y la diferencia es más notable con forme pasan las fechas, un gran trabajo del Toro Rojo que no debe terminar en 2021; el nuevo reglamento entra en vigor en la próxima temporada, teniendo cambios notables en todo el auto… estética, motor, etc. Por lo que, si quiere mantener la hegemonía, debe pensar muy a futuro.

Enrique Meza