Se complica el futuro de la Liga de Balompié Mexicano

2 octubre, 2020

Foto: TUDNCompartir Foto: TUDN

Puebla, México

El futuro de la naciente Liga de Balompié Mexicano es confuso y poco esperanzador, pues hoy, atraviesa quizá su momento de mayor incertidumbre.

A unos días de que llegue el 14 de octubre, fecha pactada para el arranque de actividades, la liga atraviesa su peor momento. La directiva anunció que los equipos y por ende los jugadores, no contarán con seguro médico para la primera temporada, debido a que no todos los clubes han cubierto su cuota de afiliación. Problema que muestra la falta de recursos, de estabilidad y de garantías.

Para colmo, esta semana tuvieron que confirmar la desaparición de una de sus franquicias estandarte, Atletico Ensenada, club que había dado la gran campanada al incluir entre sus filas, al ex seleccionado nacional, Ramón Ramírez. En consecuencia, la televisora de paga que había anunciado una alianza con ellos para transmitir los partidos, se ha bajó del barco también.

Pero esto no es lo peor, hay al menos cinco clubes más, que no han pagado su cuota de afiliación, porque están analizando seriamente la posibilidad de no competir. Una desbandada como esta, a días del arranque, podría ser el golpe a la mandíbula, que los deje noqueados. Para muestra un botón, Lobos Zacatepec. El equipo que lleva ese nombre porque originalmente defendería los colores de la BUAP, no podrá jugar la Copa de pretemporada en su nueva casa, el ‘Coruco Díaz’, porque no han pagado la cuota que cubre los costos de operación. El gobierno les ha cerrado las puertas, obligándolos a jugar en una sede alterna, mientras el tema se soluciona.

Hay que recordar que Lobos emigró a Zacatepec, porque la Universidad de Puebla decidió dar marcha atrás con la firma de convenio, por considerar que el grupo empresarial, no ofrecía las garantías mínimas para solventar el proyecto. Y ahora, su nueva sede, también duda de su capacidad financiera para solventar la temporada.

Sin seguros, dinero, garantías, patrocinadores, televisora, condiciones para llevar aficionados a los estadios y con equipos que dudan de su participación, el futuro de la liga luce sumamente complicado.

¿Podrán sortear todos estos obstáculos y arrancar en 12 días?

Luis Tamariz