LA MANCUERNA MÁS SÓLIDA EN SÚPER COPA

29 diciembre, 2020

Compartir

Para el equipo HO Speed Racing iniciaba el año de competencia con un piloto sustituto para encarar la temporada 2020 de la Súper Copa en la categoría Mercedes Benz Pro 1, que ya contaba con nuevas reglas y formato.

Los organizadores del campeonato hicieron algunos ajustes en las reglas de competencia como el contar con dos pilotos por equipo a quienes se catalogarían como oro y plata para distinguir entre experimentado y novato; además de que cada fecha contaría con dos carreras con duración de 50 minutos en donde cada uno correría 25 minutos y las banderas amarillas de competencia serían la señal para el cambio reglamentario de pilotos.

Este 2020 Santiago Tovar tomaba el lugar de Hugo Oliveras quien se encontraba en recuperación de una cirugía luego de sufrir dos derrames cerebrales, así que como piloto suplente haría mancuerna con el joven novato Pablo Pérez de Lara para completar la dupla del auto #11 en la fecha 1 del campeonato.

Así, Tovar y Pérez de Lara, llegarían a Mérida para en el Autódromo Internacional de Yucatán “Emerson Fittipaldi”, correr dos hits con un cambio de piloto a la mitad de cada una de las contiendas. En la primera de ellas cruzaron la meta en el lugar 8 y para la segunda se llevarían la bandera a cuadros, triunfo que le dedicarían al piloto oro Hugo Oliveras.

Con estos resultados la temporada pintaba muy bien para la escuadra de Hugo Oliveras, quien se ocupaba al 100 por ciento de su recuperación. Sin embargo, el mundo se enfrentaba a una pandemia de proporciones inimaginables y en marzo, a unos días de realizar la segunda fecha de la Súper Copa, México se paralizaba con el confinamiento obligatorio.

Esto para muchos fue una contrariedad, mientras que para el propietario del HO Speed Racing le brindaba la oportunidad de recuperar su salud casi por completo, gracias a cientos de horas de terapia y a su gran deseo de volver a las pistas.

Medio año de espera fue necesario para el reinicio de la temporada 2020, la cual se dio bajo estrictas medidas de seguridad que debieron acatar los equipos, cambios constantes de sede, así como el privarse del apoyo de los fanáticos del deporte motor ya que todas las actividades deportivas debían realizarse a puerta cerrada por órdenes de las autoridades de salud federal.

Luego de casi 9 meses de no competir en este serial, Hugo estaba listo para pelear por el campeonato. “A principios de año, cuando empezó la Súper Copa, había en mi mucha frustración y tristeza, pero a la vez muchos sentimientos encontrados porque estoy vivo luego de padecer dos derrames cerebrales y una cirugía en el tallo cerebral y por consiguiente una recuperación satisfactoria, lo cual para mí vale mucho porque disipaba las dudas de poder regresar a las pistas”, declaraba Oliveras en agosto 2020.

De las 10 fechas que se tenían pactadas para el campeonato, se lograron agendar siete conformadas por dos carreras en cada una. Así, el domingo 23 de ese mismo mes, correría junto con Pablo Pérez de Lara la fecha 2, la cual de último momento por el semáforo epidemiológico fue movida de San Luis Potosí a Querétaro. Ahí, obtuvieron las posiciones 4 y 3, lo que le permitió a Oliveras conquistar su primer pódium tras su recuperación.

Para la fecha 3, la competencia repetiría sede y se quedarían a un paso de los puestos de privilegio en las dos carreras a disputar. “Acabamos un fin de semana en el que fuimos constantes, pero obviamente no estamos satisfechos con estos dos cuartos lugares”, ello a pesar del progreso de la dupla.

En León, Guanajuato, se registraría un duelo de estrategias para las dos carreras puntuables, en donde los pilotos del HO Speed Racing mejoraron la puesta a punto del auto obteniendo grandes resultados.

La primera carrera la cerraban en quinto lugar y la segunda lograban el pódium, “un segundo lugar que nos sabe a gloria, que nos mantiene de lleno en la lucha por el campeonato”, declaraban los coequiperos.

En Monterrey, fecha 5, en la carrera 1, el piloto plata Pablo Pérez de Lara avanzó posiciones haciendo gala de la rapidez y agilidad para los rebases espectaculares que logró realizar en pista. Sin embargo, a pocos minutos de haber entregado la estafeta a su coequipero quedaron fuera de competencia tras ser víctimas de un contacto y perder un neumático. Para la carrera 2 los pilotos cruzaron la meta en la posición cinco, pero con un gran deseo por continuar en la contienda.

El campeonato seguía su curso y los equipos llegaban a Guadalajara para la penúltima fecha donde Oliveras y Pérez de Lara cerrarían la primera carrera en sexto mientras que la segunda, luego de realizar algunos cambios importantes, en la re-arrancada un auto se despistó provocando un contacto con Pablo que terminó con la carrera del equipo.

La final se corrió en Puebla y de esta forma, Hugo Oliveras y Pablo Pérez de Lara cerraron la 13va carrera con un gran segundo lugar, luego de que ambos supieron capitalizar todas y cada una de sus cualidades como pilotos profesionales.

Para la carrera definitoria del campeonato 2020, tocó el turno al piloto plata la arrancada, manteniéndose en la tercera posición a lo largo de los primeros 25 minutos de competencia. Sin embargo, se vio obligado a entrar a pits por un problema mecánico, razón por la que el piloto oro, fue relegado a la última posición.

“Cerramos el campeonato de la Súper Copa orgullosos. Estamos muy contentos porque logramos un segundo lugar”, dijo Hugo, a lo que agregó Pablo: “Concluimos un gran fin de semana en el que tuvimos muy buen coche gracias al trabajo de todo el equipo. En general, el balance de este último fin de semana de competencia fue muy bueno, así que me voy muy agradecido con todo el equipo por esta gran temporada”.

La dupla capitalina se colocó en el cuarto lugar general del campeonato, tras cosechar 1073 puntos, a tan solo 32 de diferencia con los campeones de la categoría Mercedes Benz Pro 1. De ello habría que destacar que subieron en cuatro ocasiones al pódium, mientras que no pudieron concluir 2 de las 14 carreras disputadas.

Así, se cerró un año atípico de competencia, el cual estuvo marcado por las medidas de sanidad, los cubre boca, el graderío vacío para evitar a toda costa los contagios de la Covid 19, situación que llevó a los equipos en general a saber realmente de lo que eran capaces de hacer por el bien del deporte motor mexicano.

“Este 2020 fue un año muy especial, con altas y bajas, pero logramos salir adelante. Incluso nos dejó grandes aprendizajes, estoy seguro que vamos a regresar a las pistas mucho más fuertes el próximo año; mi compañero Pablo Pérez de Lara y yo hemos formado una mancuerna muy sólida para palear el campeonato 2021 de la categoría Mercedes Benz Pro 1”, finalizó Hugo Oliveras, no sin antes agradecer a sus patrocinadores quienes los apoyaron de principio a fin.