¡RESPETA, VALORA Y AMA SU INFANCIA!

29 abril, 2019

Fotografía: Edith de ArellanoCompartir Fotografía: Edith de Arellano

Como mamás amamos con todo el corazón a  nuestros hijos y por supuesto que cuando se enferman nos preocupa su salud, queremos  ser nosotras  las enfermas y no ellos.

 Nos duele verlos con temperatura, tos, gripe, dolor de estómago.  Pero también sabemos que no podemos ni debemos tenerlos en una burbuja de cristal, porque mientras más exageramos en cuidarlos, más delicados y enfermizos se vuelven.

En esta época de calor es muy natural que si vas caminando con tu familia, ya sea en algún parque de la ciudad o en algún centro comercial,  ves fuentes pequeñas y  es cuando  tu hija o tu hijo al verlas, por supuesto que  quiere jugar con el agua; recordemos que ellos están descubriendo  el mundo, todo les llama la atención y si hace calor te aseguro que lo que más desean  es acercarse a la fuente para tocar el agua e incluso mojarse un rato.

 No te estreses, no empieces a recurrir a esas dos letras que tanto mal hacen y que mencionas infinidad de veces al día: “NO”. Por favor evita prohibirles jugar con el agua, dale permiso y date el permiso de disfrutar con ella o él, tienen emoción por mojarse, unos minutos, tampoco va a estar las horas ahí. “¿Y si se enferma? ¿Es que seguro el agua está sucia aunque se vea limpia? ¿Y si le da temperatura? ¿Y si le da salpullido en su piel?”. Y SI MEJOR TE RELAJAS, SÌ, RELAJATE PONTE EN SU LUGAR, EN SU EDAD.

Para que estés más tranquilo que te parece llevar una muda de más en su pañalera, en la mochila que siempre carga uno como mamá, donde llevas las toallitas húmedas, algunos juguetes, crayolas… Te aseguró que no ocupara más espacio una muda más, unos zapatos de más y te aseguro que tú también disfrutarás  que tu hija o tu hijo se moje.

¡RESPETA, VALORA Y AMA SU INFANCIA!

Edith De Arellano