NOTICIAS

Rescatan a cuatro personas que cayeron en secuestro virtual

San Luis Potosí, SLP La Unidad Especializada de Combate al Secuestro (UECS) de la Fiscalía General del…

San Luis Potosí, SLP

La Unidad Especializada de Combate al Secuestro (UECS) de la Fiscalía General del Estado de San Luis Potosí (FGESLP) logró el rescate de tres mujeres y un hombre, quienes fueron víctimas del delito de secuestro virtual en diferentes hechos ocurridos durante la semana que culmina en los municipios de Xilitla, Santa María del Río y la Capital potosina.

El primer caso ocurrió cuando una pareja se trasladó a pasar unos días de vacaciones a Xilitla, hospedándose en un hotel ubicado en la cabecera municipal; al estar en la habitación la mujer recibió una llamada en la que una voz masculina le aseguraba que era jefe de un grupo criminal y que realizarían un operativo, pidiéndole no apagar su teléfono.

Durante la conversación recibieron la instrucción de no salir del sitio en el que se encontraban, ya que fueron amenazados con hacerles daño si no atendían a lo que se les solicitaba. Al siguiente día por exigencia de los extorsionadores se comunicaron con sus familiares a quienes les pidieron una fuerte cantidad de dinero, de inmediato se trasladaron a una institución bancaría a retirar el efectivo y se hospedaron en otro lugar utilizando un nombre falso.

Al tener conocimiento de lo que ocurría los agentes investigadores comenzaron con las acciones de búsqueda y localización de la pareja, logrando localizarles en la habitación de un hotel ubicado en el Centro de Ciudad Valles.

En otro caso similar, una mujer acudió ante las autoridades para reportar la no localización de su madre de 72 años, quien habría recibido una llamada a su domicilio, tomando dinero en efectivo y sus tarjetas de crédito sin informar a donde se dirigía.

Los familiares de la víctima comenzaron a recibir llamadas de varios números desconocidos, asegurándoles que la mujer se encontraba secuestrada, exigiendo una cantidad determinada de efectivo.

Afortunadamente los agentes de la UECS lograron explicarles a los hijos de la agraviada que se trataba de un delito virtual, comenzando de esta manera con la búsqueda de la persona, siendo localizada en un hotel ubicado en avenida Carranza en la Capital potosina en perfecto estado de salud.

Por otra parte, en Tierra Nueva, una joven de 22 años de edad salió apresuradamente del sitio en el que trabajaba; horas más tarde un familiar solicitó el apoyo de la FGESLP ya que estaba recibiendo mensajes e imágenes vía whats app en los que le solicitaban dinero para no lastimar a la mujer, afirmando que estaba privada de su libertad.

Por la característica de los mensajes, le fue explicado que se podría tratar de un secuestro virtual, por lo que el personal de la UECS se abocó a la localización de la víctima, encontrándola en un hotel del municipio de Santa María del Río.

Al ser entrevistada explicó que recibió una llamada en la que le aseguraron que era integrantes de la Guardia Nacional y se encontraban investigando su número telefónico ya que este estaba ligado a un grupo criminal; de inmediato le pidieron se trasladara a una tienda departamental ubicada en aquel municipio a esperar a una licenciada quien realizaría un chequeo al aparato, además de comparar un chip, mientras tanto debería de hospedarse en el lugar en el que fue encontrada.

Al estar esperando, recibió la llamada de un hombre quien aseguró ser parte de un grupo criminal, el cual le exigió apagara su celular y enviarle fotografías de su persona, amenazándola con quitarle la vida si no lo hacía, hasta que fue rescatada por los agentes de la Fiscalía potosina.

En cada uno de estos casos se brindó la atención en manejo de crisis a los ofendidos a cago de personal capacitado de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro.

Cabe señalar que los números telefónicos que fueron utilizados para cometer estos secuestros virtuales fueron 4493496712, 8110203804, 3319618556, 4212612867, 4426375557, 3317971164 y 3317971164.

La Fiscalía General del Estado solicita a la ciudadanía no contestar llamadas de números desconocidos y de hacerlo, no dar información personal, al igual que no dejarse convencer o enganchar por estas personas que utilizan la intimidación para cometer estos ilícitos.