Repechaje, el arte de jugar por nada

11 noviembre, 2020

Imagen: TUDNCompartir Imagen: TUDN

Puebla, México

El sistema de repechaje se ha utilizado muchas veces en el fútbol mexicano. Su objetivo es alargar los partidos de eliminación directa, para generar más recursos. Una semana extra de ingresos, antes de arrancar con los cuartos de final.

Sin embargo, como en todo, siempre hay alguien que paga los platos rotos. La repesca, es un atentado contra el espíritu deportivo de cualquier deporte. Donde los que más se esfuerzan, no reciben un premio, pero los que menos se esfuerzan, sí.

En esta ocasión son los equipos ubicados entre el escalón cinco y el ocho de la tabla general, Monterrey, Tigres, Chivas y Santos. Ellos mostraron regularidad y se esforzaron por terminar el torneo entre los ocho mejores, pero lo hicieron, por puro orgullo. Por honor deportivo. Porque en realidad, jugaban por nada.

El repechaje los obliga a ofrecerle, en cortesía, un juego adicional a un equipo irregular, para que este trate de quitarle su boleto a Liguilla.

Imagina que fuiste uno de los cinco mejores empleados del semestre en tu trabajo y recibes un bono adicional, pero después te dicen, que estás obligado a ‘jugarte’ ese bono, contra uno de los empleados más flojos de tu empresa. El que atienda mejor en una sola tarde, se queda el premio. Sin importar el desempeño de los cuatro meses anteriores. Suena absurdo, pero así es el sistema del repechaje.

Monterrey, es el mejor de estos regulares. Terminó quinto. Puebla es el peor de los irregulares, ya que cerró como 12. Aún así, ambos tienen las mismas posibilidades de estar en cuartos de final, ya que Rayados deberá poner en juego, otra vez, su boleto. Su única ventaja, es que jugará en casa. Pareciera que todos ganan, pero no. Es cierto que Rayados tendrá un juego más, que seguramente comercializó previamente, pero el riesgo de ese partido es mucho. Con una mala tarde, un equipo que quizá aspiraba a jugar una final, podría perderse todos los partidos de Liguilla.

Todo lo hecho por Rayados a lo largo de 17 jornadas, sirve para nada, si pierde este partido. Todo lo que dejó de hacer Puebla a lo largo de esas mismas 17 fechas, tampoco importa, si vence a Rayados.

Ambos equipos practicaron durante más de cuatro meses, el arte de jugar por nada. En el Apertura 2020, es lo mismo terminar 12 que 5. Lo que realmente importa, es lo que hagas en 90 minutos de repechaje. Ese juego marcará tu lugar en la historia de este campeonato.

Luis Tamariz