Brindan equinoterapia a niños con discapacidad

17 septiembre, 2020

Compartir

Quintana Roo, México.

La terapia física y mental complementaria cuyo elemento central es el caballo es conocida como Equinoterapia.

Este animal es usado para ayudar a personas con discapacidad a mejorar su calidad de vida.

Esta terapia abarca cuatro áreas disciplinarias diferentes, psicología, pedagogía, deporte y psicología.

José Bonifacio Cauich vive en Cancún y se dedica a brindar cursos de equinoterapia para niños con discapacidad.

José Cauich Comentó”Todo esto empezó porque tengo una niña con sindrome de down, se llama Fatima y hemos tocado muchas puertas, hemos ido a visitar varios lugares y en realidad es una terapia muy cara. Al ver eso nosotros tenemos el caballo y tuvimos este terreno que nos lo prestaron para limpiar y cuidar, entonces dijimos tenemos el terreno, tenemos los caballos, voy a dedicarme mejor a esto”

Comentó que el tener un hijo con discapacidad genera un gasto muy fuerte y hay mucha gente que no cuenta con los recursos.

José Cauich aún no esta certificado pero cada vez trata de aprende un poco mas porque tiene la intención de ayudar a muchos niños que lo necesitan.

“No estoy certificado porque todavía no he podido, primeramente Dios en diciembre ya me iría a certificar porque si hay muchos niños que necesitan esto. La equinoterapia los ayuda bastante a través de su metabolismo, a través del aprendizaje, a través de sus emociones, los ayuda el caballo a tener esa confianza”

Dijo que llevan 10 años trabajando en esto pero aún no se han podido dar a conocer ya que aún les faltan muchos aparatos que son muy costosos.

“Es algo caro conseguir lo que son los cascos, los protectores, las monturas, le tengo un cariño muy especial, hay varios caballos pero ninguno me ha dado la expectativa que yo quiero para los niños”

Comentó que la temporada pasada apoyaron a 22 niños que acudían los lunes y martes.

Estas terapias las ofrecen gratuitas y trabajan con príncipe, un caballo que tiene 11 años y que ha apoyado a muchos niños.

Aún les faltan muchas herramientas para continuar brindando estas terapias por lo que invitan a la ciudadanía a que los apoyen para seguir ofreciendo este servicio a la ciudadanía.

Elizabeth Valdés