NOTICIAS

El trabajo de óptica del año, es para el INAOE

Puebla, México

Un artículo científico publicado por un investigador del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica INAOE e investigadores de la universidad de Witwatersrand, Sudáfrica, ha sido considerado como uno de los trabajos de óptica más importantes del año y como un parteaguas que abrirá muchas puertas en la física actual.

Se trata del artículo “demostrating arago-fresnel laws with beseel beams from vectorial axicons”, publicado por el Doctor Sabino Chávez Cerda, investigador del INAOE, en colaboración con keshaan singh, wagner tavares-buono y andrew forbes de la universidad de witwatersrand, el pasado mes de octubre en el journal of the optical society of America. A la fecha, dicho artículo es uno de los más descargados de dicha publicación en las últimas semanas.

Este trabajo consiste en  la demostración de un fenómeno conocido, pero por muchos años olvidado: la interferencia de haces con polarización ortogonal, estudiado por Augustin Fresnel y Francois Arago ya en el siglo diecinueve. En este caso, se estudió la interferencia usando haces bessel.

El citado trabajo fue seleccionado para el spotlight on optics de la optical society of America porque se consideró que cambiará la forma en cómo se explicará la física en el futuro.

El doctor Sabino Chávez, lo explica como dos niñas sosteniendo una cuerda y una de ellas agita la cuerda de arriba hacia abajo formando una onda vertical que se dirige a la niña en el otro extremo y si se hace de forma horizontal la onda es horizontal. La luz se comporta de manera similar: es una onda que puede tener esas mismas orientaciones a las cuales llamamos polarización.

Se descubrió que cuando se tienen dos haces y los dos están polarizados en la misma dirección, vertical, por ejemplo, interfieren, pero si uno tiene polarización vertical y el otro horizontal, es decir sus polarizaciones son ortogonales, no interfieren. A esto se le conoce como las leyes de arago – fresnel, pero curiosamente los libros de texto actuales se han olvidado de ello y sólo se preocupan por la interferencia”.

Este artículo demuestra el efecto y podría ser la antesala de múltiples usos en un futuro no lejano.

Por: Héctor Rangel