ENTRETENIMIENTO

TURISMO ESPACIAL

Puebla, México

Buen día, el fin de semana pasado, exactamente el 11 de julio, se agregó a la historia otra anécdota que a muchos los hizo suspirar por un gran sueño anhelado, mientras otros tantos incrédulos veían difícil un acto neto de una película, el primer viaje turístico espacial, o sea, un viaje al universo simplemente por placer de estar donde pocos han llegado.

Sin duda una hazaña que quedará para siempre en la historia de la humanidad, pero ¿cómo fue? aquí lo desmenuzamos un poco, el primer el ¿dónde? pues la nave despegó desde el primer y único puerto espacial comercial construido en el mundo, ubicado en Nuevo México, en Estados Unidos.

Cabe decir que este despegue fue como el de un avión, con pista y no vertical como los cohetes espaciales tradicionales, y aquí viene el ¿cómo? pues se trató de un cohete suborbital impulsado por una nave nodriza que lo soltó después de recorrer 15 kilómetros, esto a velocidad baja haciendo un tiempo de 45 minutos, en seguida la segunda nave encenderá las turbinas a más de 3, 700 kilómetros por hora, en búsqueda de romper la zona de gravedad esto a 85 kilómetros sobre el suelo, más o menos como la distancia de Puebla a Tlaxco, Tlaxcala.

Sin duda con panorámicas espectaculares, una ingravidez pequeña, una experiencia sin igual para un humano “común”, pero muy corta.

Y ahora, ¿quién viajó? en la tripulación había 4 personas, Beth Moses instructora de astronautas, Colín Bennett ingeniero de operaciones, Sirisha Bandla vicepresidente de asuntos gubernamentales y el magnate y dueño de estos avioncitos espaciales Richard Branson, pionero y desarrollador de esta atracción, la fortuna de Branson asciende a 5,900 millones de dólares, en fin, puede hacer lo que quiera, cuantas veces quiera.

Esto nos lleva a otra pregunta… ¿es la primera vez? aunque sí, de hecho es el primero como persona “cualquiera” no es la primera persona en volar de esta manera, se ha planeado por más de 20 años este vuelo, se han hecho más de 20 vuelos de prueba, así que más de uno se ha convertido en astronauta antes que el mismo dueño Jorge Branson.

¿Competencia? sí, otros dos grandes magnates, cerebros y personajes importantes de la nueva era, son su competencia, por un lado, Elon Musk con la empresa Spacex y Jeff Bezos dueño de una de las plataformas en venta digital más grande del mundo.

Este domingo todo salió de maravilla, volviéndose todo un acto de la nueva era, pero si te preguntas si todos pueden ir, lo dejo a tu criterio, pues debes pasar pruebas físicas para probar que tu cuerpo soporta las fuerzas extra orbitales, pero digamos que eres muy sano y deportista, aquí viene lo interesante, pues el viaje de 90 minutos tendrá un costo de 250 mil dólares, en pesos son aproximadamente 5 millones y medio, que incluye el viaje, 5 minutos de ingravidez, ver la curva de la tierra y ver el universo en su negro que dicen las películas.

Este acto se transmitió por internet y el evento lo musicalizó Khalid un músico estadounidense no minado al Grammy, a Branson no se le escapa nada y a decir de este magnate todo riesgo valió la pena. ¿estás listo para que el futuro sea la nueva realidad?.

Mauricio Cervantes