Que muera todo, menos el entusiasmo.

8 diciembre, 2019

Fotografía: EspejoGoticoCompartir Fotografía: EspejoGotico

Puebla, México

Los tiempos de México y el mundo soy difíciles, tristes y preocupantes, Como si no hubiera retorno a la tranquilidad, como aquellas calles donde podías correr y jugar sin importar la hora. Hoy en día parece que todo esto es imposible y que la sociedad nos esta llevado rumbo a un claustro para evitar ponernos en riesgo.

Definitivamente las palabras positivas y consejos románticos puedan estar de sobra, pero si nos ponemos a pensar, hemos normalizado (por las noticias y las redes) palabras cómo : asesinos, muerte, violaciones, narcotrafico, contaminación, etc. Lenguaje que acompaña la educación de nuestros hijos, los cuales cuando crecen llevan en las venas cargas de un mundo sin posibilidades.

Es por ello que recomiendo hagamos un ejercicio de reconexion con nosotros mismos y nos demos la oportunidad de ser cursis y románticos dentro de un horizonte gris. Los colores pueden dar vida y color en medio de tanto conflicto.

Muchas ocasiones pensamos que el gobierno y las autoridades son responsables de todo, pero considero, que “ese todo” también nos incluye y nos hace parte del problema.

Perdamos todo menos la esperanza de un mundo, si perdemos esto ya no habrá con que luchar, no habra ni si queiro un ¿para qué ?. No repliquemos únicamente lo que afecta, sino también lo que nos libera, emociona , inspira y pone de buenas. Esta actividad logrará convertirse ennuna costumbre y mas adelante puede convertirse en la respuesta a tanta incógnita.

Que muera todo menos la esperanza, el mundo necesita de fé en si mismos para seguir

Rodrigo Balderas