Beneficios de un humidificador en casa.

5 marzo, 2021

Fotografía: fisiorespiracionCompartir Fotografía: fisiorespiracion

Puebla, México

Los humidificadores son unos dispositivos electrónicos que pueden ser muy útiles para aumentar la humedad relativa en casa.

Según los expertos, en ambientes secos, los humidificadores ayudan a mantener el confort térmico y a reducir el riesgo de contagio de infecciones respiratorias como el catarro o gripe.

El humidificador es un dispositivo eléctrico que evapora agua, incrementando la humedad del aire. De esta forma, frente a un ambiente seco, el humificador nos puede ayudar a mantener un nivel adecuado de humedad relativa en casa, lo cual tiene varios beneficios:

  • Reduce el riesgo de aparición y transmisión de infecciones respiratorias.
  • Ayuda a hidratar la mucosa nasal, los ojos y la piel.
  • Ayuda a mantener el confort térmico.

La supervivencia de bacterias y virus que se transmiten por el aire se reduce en gran medida con niveles de humedad relativa entre 40 y 70%.

En cambio, en un ambiente seco, se incrementa el riesgo de contagio de enfermedades respiratorias como el catarro, la gripe o la bronquiolitis.

Además, ayuda a hidratar la piel, los labios y los ojos, aliviando el malestar generado por la sequedad del aire.

Solo debe usarse cuando la humedad relativa del aire sea reducida, por debajo del 40%. No debe mantenerse encendido continuamente, tan solo el tiempo necesario para alcanzar el nivel de humedad relativa adecuado.

Debes tomar en cuenta que el principal riesgo de los humidificadores lo provoca un mal uso. Una mala limpieza puede convertir al humidificador en un serio problema para la salud.

Los filtros y los conductos pueden contaminarse por ácaros y hongos si no se realiza el mantenimiento adecuado. El humidificador en funcionamiento diseminará estos microorganismos por el aire.

Y la inhalación continuada de estos microorganismos puede provocar una enfermedad respiratoria como el asma, sobre todo en los niños, o agravar el estado de una persona que padezca una enfermedad respiratoria.

Consulta a tu medico ya que en algunos casos no se recomienda, por ejemplo, en asma, rinitis alérgica o EPOC, pudiendo ser contraproducente y precipitar una crisis respiratoria.

Con información de fisiorespiracion

Rocio Barrios