Y pensar que Puebla se codeaba con Pumas

13 septiembre, 2020

Foto: TUDNCompartir Foto: TUDN

Puebla, México

Quién iba a decir que la renuncia de tu experimentado entrenador, a días del debut en el torneo, sería lo mejor que te podría haber pasado.

En el fútbol mexicano hay demasiados personajes sobrevalorados. Los clubes se la pasan gastando millones en personajes que, con base en su experiencia, prometen la gloria a cambio de millones de pesos. Lo que los equipos no calculan, es que solo uno de 18 podrá cumplir su palabra, los otros 17 no podrán hacerlo. Mentirán. Ser el mejor, parece casi un volado.

Pumas le apostó a una figura mundial, a una estrella del Real Madrid, sin saber que la respuesta estaba en otro menos valorado. El que casi no jugó. El que nunca había dirigido en Primera División. Aquel que se había dedicado a trabajar en fuerzas básicas de Morelia y Boca Juniors, Andrés Lillini.

Con la goleada de 3-0 sobre San Luis, los de la universidad llegaron ya a 10 partidos invictos, 4 empatados y 6 ganados, con 3 goleadas incluidas. A Puebla y a Xolos, también les ganó con diferencia de tres.

Pumas no solo está invicto. También es líder, la segunda mejor ofensiva y una de las tres mejores defensivas. Todo, con un entrenador ‘sin experiencia’ y sin una nómina altísima.

Lo de Lillini se llama trabajo. Sin pretextos, sin mentiras, sin tratar de engañar a la afición. Sin decir que su equipo mejora cuando es un desastre. Sin hablar de arbitrajes, de penales, de canchas en mal estado o de que solo falta el gol.

Cuando un entrenador trabaja, lo hace y punto. Da resultados que se notan a la vista y que no se tienen que explicar.

En la fecha 3, Puebla se codeaba con Pumas en la cima. Ambos sumaban dos victorias y un empate para contabilizar 7 puntos. Siete jornadas después, los de Reynoso solo han sumado 3 nuevos puntos y han perdido todos sus demás partidos. Del lugar dos ya van en el 12 y contando. Mientras, los de Lillini, son el mejor, siguen en la cima, nadie les ha ganado y suman 22 puntos. Casi están calificados.

Que suerte quedarte sin entrenador, días antes del arranque del torneo. De lo contrario, Pumas nunca hubiera confiado en Andrés. Solo la urgencia, los hizo confiar y sacarse la lotería.

Luis Tamariz