Los Bravos no ponen pretextos ante Puebla

12 septiembre, 2020

Foto: Club PueblaCompartir Foto: Club Puebla

Puebla, México

La jornada 10 era la gran oportunidad para que Puebla o Juárez, validaran su proyecto ante un rival de su mismo nivel.

Puebla venía de ser goleado por Pumas y de perder 3-2 ante América. Estaba necesitado de volver al triunfo y los de la frontera parecían el rival indicado. A equipos como la Franja no se les puede exigir, de inicio, vencer a un cuadro como las Águilas. No de inicio, pero sí, cuando va ganando 2-0 y es mejor en la cancha. Pero a un rival de tu mismo nivel, si estas obligado a vencerlo, si es que aspiras a ser uno de los ocho mejores del torneo.

De tú a tú, en duelo de equipos medianos, Bravos fue el que no puso pretextos. Gabriel Caballero venció a Juan Reynoso con su misma fórmula, la de cuidar el gol, echados atrás.

El torneo Apertura 2020 es tan irregular, que el duelo de este fin de semana iba a ser un parteagüas para ambos equipos. El ganador se iba a poder codear nuevamente con los de arriba, el perdedor, comenzaría a hacer amistad con los de abajo.

Hoy los números son crueles para uno y bondadosos para otro. Juárez amaneció como 8 con 13 puntos y se pone a dos unidades de Chivas, ubicado en el quinto lugar. Mientras que la franja sigue cayendo como el peso. De pelear el subliderato al inicio del torneo, ya es el 12, y aun falta que jueguen San Luis y Tijuana, en caso de ganar, podrían mandar a Puebla hasta el lugar 14.

Después del buen inicio del Puebla, que duró tres fechas, a partir de ahí todo ha sido caída libre. Después de esos tres partidos, la Franja solo ha arrastrado la cobija. En los siguientes siete partidos ganó un juego y perdió seis. Prácticamente todos los rivales que enfrentó, le ganaron. Pretextos desde la dirección técnica, no faltaron. Que si los penales, el arbitraje, las bajas o el poder ofensivo de América para levantarse de un 0-2. Pero ante Bravos, no hubo pretextos para maquillar el resultado. Puebla al desnudo, mostró que pierde con cualquiera desde hace siete jornadas. Mientras que Bravos, sin pretextos, sigue en ascenso.

Reynoso dice que van mejorando. Algo absurdo para quien ha perdido seis de siete. Solo él se lo cree y ojalá que los jugadores también, porque si no, este torneo podría convertirse uno de los más infames, en la de por sí, carente historia moderna de la Franja.

El próximo rival de Puebla, será el peor del torneo, Necaxa.

Luis Tamariz