La rebelión del Madrid

29 junio, 2020

Foto: TUDN Compartir Foto: TUDN

Puebla, México

Sevilla y Barcelona, comienzan a perder potencia en el cierre de la liga y los equipos de Madrid, lo han aprovechado perfectamente. Primero, el Atlético aprovechó el empate de Sevilla ante Valladolid, para afianzarse en el tercer puesto de la tabla y despegarse 4 cuatro puntos de los sevillistas, que parecen resignarse con el cuarto lugar.

Sin embargo, el golpe más fuerte de la jornada española, lo dio el Real Madrid tras aprovechar el tropiezo del Barcelona, en casa del Celta. Pese a los esfuerzos y el doblete de Luis Suárez, fue Iago Aspas, el que al minuto 88 le dio una manita al cuadro merengue. El empate a dos de los catalanes fue la motivación de los de Zidane, para conseguir una victoria de 1-0 ante Alavés, que los pone más cerca del título.

Luego de 32 jornadas, el Real Madrid se mantiene a la cabeza del campeonato, pero ahora con una ventaja de dos puntos sobre los de Messi. Ventaja que le da un colchón mayor a los madridistas pues ahora no solo están acariciando el título por el criterio de desempate con el juego directo, sino que lo hacen con puntos y con la posibilidad de un pequeño tropiezo.

Si el cuadro blanco empatara y Barcelona ganara, otra vez quedarían empatados y la diferencia seguiría a favor de los merengues. Barcelona necesita, forzosamente, que Madrid pierda un juego y que ellos ganen en esa jornada, para recuperar la punta, de lo contrario, tendrán que ver como se corona el odiado rival.

La jornada 33, que arrancara hoy con el Getafe frente a la Real Sociedad, traerá uno de los partidos más importantes del torneo, el que posiblemente podría definir todo. Barcelona recibe a uno de los equipos que aun podrían quitarle tres puntos y sepultar sus aspiraciones, el Atlético de Madrid. Los catalanes tendrán una durísima prueba ante el tercer lugar de la tabla, con la obligación de ganar. Un empate, o peor aún, para ellos, una derrota, podría adelantar el festejo merengue algunas semanas.

Luis Tamariz