DEPORTES

Amargo empate en el Cuauhtémoc

Arrancó el Clausura 2022 para Puebla y América fue con un empate a 1 que quizás, no…

Arrancó el Clausura 2022 para Puebla y América fue con un empate a 1 que quizás, no dejó contento a nadie. La fiesta futbolera comenzó de forma inmejorable, con un gol sorprendente, apenas a los 11 segundos de juego. Un servicio larguísimo que no pudo despejar Gularte, dejó mano a mano al excamotero Salvador Reyes, para abrir el marcador y hacer explotar a la afición americanista desde el arranque. Sin embargo, fue lo mejor de América. Después del gol, fue la Franja la que se acomodó mejor y se hizo del balón para apagar el ánimo de los visitantes tras el 1-0.

Cuando Puebla buscaba el empate, el técnico del América Santiago Solari, se convirtió en el gran protagonista del juego echándolo a perder. Al minuto 31, el argentino enloqueció metiéndose a la cancha, para protestar una falta, que en realidad si era y estaba bien marcada. América perdió la brújula y se calentó, al grado que Roger Martínez se terminó uniendo a su entrenador al 35, luego de tirar una plancha que le costó una segunda amarilla. Con el juego calientito, Maxi Araujo encontró el empate al 44.

Desafortunadamente para la afición, lo peor que pudo pasarles fue la expulsión de Roger. Las Águilas metieron el camión y se encerraron atrás, cediéndole la pelota al Puebla que nunca pudo aprovechar la ventaja. Se volvió predecible una y otra vez, durante casi 50 minutos.

Al final, aunque el empate para América podría ser bueno tras las expulsiones, en realidad se llevan un sabor amargo porque no hacen el partido que esperaban, pierden a su mejor hombre para la fecha 2 y a su entrenador. El punto terminó siendo, de lo perdido, lo encontrado. Para Puebla tampoco fue un gran resultado pues, aunque empatar con los de Coapa no es malo, hacerlo con uno más durante 50 minutos, no es la mejor forma de rematar esta historia.

Finalmente, el público que esperaba disfrutar un juego espectacular tras el vertiginoso arranque al segundo 11, se conformó solo con un buen primer tiempo, divertido y emocionante, porque el segundo termino siendo un “gol para” de la Franja, con un América esperando, para regalar un espectáculo tedioso y sin emociones de gol.

Luis Tamariz