Puebla y Pumas empataron en el arranque de la Jornada 17

2 noviembre, 2019

Foto: Jovana OrtizCompartir Foto: Jovana Ortiz

Puebla, México

Gris partido de empate 1-1 entre Puebla y Pumas con lo que dio inicio la Jornada 17 de la Liga Mx.

Partido de pocas emociones y de un futbol amarrado por los dos equipos. Más que ganar, ninguno quería perder.

La mesa estaba puesta para una combinación que olía a goles. Puebla llegaba de perder ante el peor equipo del torneo y Pumas llegaba de golear. No se combinaron.

Ambas escuadras regalaron un primer tiempo de muy baja calidad. Si bien es cierto que La Franja tuvo la pelota, también lo es que falló a la hora buena. Dejó ir al menos dos claras.

Pumas por su parte dejó los goles en el partido anterior. Ni siquiera inquietaron al portero Nicolás Vikonis. Chatos y aventados al ataque sin una idea clara de lo que buscaban.

Puebla anotó antes del minuto tres de iniciado el partido pero el silbante anuló por mano. 

A partir de ahí los locales pasearon la pelota y tocaron la puerta en tres ocasiones. Las tres las fallaron. Una de Tabó, una de Cavallini y la más clara, de Chumacero.

De forma increíble al minuto 43, el boliviano pescó un rebote de frente y casi con arquero vencido le pegó infame para mandarla rodada y a un lado.
Pumas nada. Una llegada minutos antes a tiro de Carlos González que mató en dos tiempos Vikonis.

Zárate cambió todo

El segundo tiempo fue una calca. Puebla intentando y Pumas esperando más que una jugada elaborada, un error camotero.

Los pupilos de Michel no lograron quedarse con el balón y hacer de su ataque una constante, Puebla les dio un poco la pelota para hacerlos dejar espacios. Así cayó el gol camotero.

Una salida poblana que pasada la media cancha tocó Cavallini al minuto 59 terminó, luego de un rebote en la defensa, en zona de Jorge Zárate quien al verse perfilado y solo, sacó un zurdazo que venció por arriba a Saldívar. ¡Puebla ya ganaba 1-0!

Pumas reaccionó

Picado del orgullo tras esa jugada, Pumas se fue adelante y decidió arriesgar. Metió en problemas a la lenta zaga poblana.

Barragán, González, Iniestra y Barrera se volvieron peligrosos pero también imprecisos. Tuvieron tres opciones y no las aprovecharon, las tres se fueron por arriba.

Juan Reynoso mandó al campo a Matías Alustiza para aprovechar su velocidad y los espacios que Pumas dejó por atacar. Aunque el técnico sabía que al ingresarlo perdería marca. Nada sucedió con el argentino.
El empate estaba cada vez más cerca. Pumas atacaba por ambas bandas pero desperdiciaba las llegadas con malos centros y tiros desviados.

Fue al minuto 84 cuando un rechace se la zaga poblana al centro, fue prendido en la media luna por Juan Manuel Iturbe quien sacó riflazo para dejar parado a Vikonis y empatar el juego 1-1.

Alustiza, el colmo

Para colmo del Puebla, ya en reposición, Matías Alustiza tuvo un mano a mano con Saldívar y lo entregó. Fiel a su estilo, condujo de más y en la salida el “Pollo” se quedó con el balón.

Patricio Aguilar