Puebla pasó de semáforo naranja a amarillo, pero ¿conoces lo que implica?

27 septiembre, 2020

Compartir

Puebla, México.

Puebla logró la transición de naranja a amarillo en el semáforo epidemiológico del covid- 19, sin embargo ¿eso qué significa?

Con base en la medición que abarca cuatro colores, en donde el rojo es el máximo y el verde el mínimo, Puebla logró descender dos fases y con eso, el abanico de actividades se abre aún más.

Con base a los protocolos de la Secretaría de Salud federal, el amarillo significa que todas las actividades laborales están permitidas, siempre y cuando se cuiden a las personas de mayor riesgo de presentar un cuadro grave de covid-19.

El espacio público abierto se retoma de forma regular, y los espacios públicos cerrados se pueden abrir con aforo reducido.

Como en otros colores del semáforo, estas actividades deben realizarse con medidas básicas de prevención y máximo cuidado a las personas con mayor peligro de contagio.

Durante seis semanas, Puebla se mantuvo en el semáforo naranja, tras largos meses en rojo como el resto del país.

El semáforo amarillo en territorio poblano se mantendrá del 28 de septiembre al 11 de octubre, posteriormente se analizará si regresa a naranja, se mantiene en amarillo o logra pasar a verde para todas sus actividades, tanto económicas, culturales, laborales y sociales.

La Secretaría de Salud federal consideró que el riesgo de contagios y muertes por el covid-19 ha disminuido, aunque no es momento de bajar la guardia.

Aún así, en éste semáforo se recomienda mantener las medidas de básicas de prevención como el uso permanente del cubrebocas, el lavado de manos durante al menos 20 segundos con agua y jabón.

También mantener el uso de gel antibacterial, limpiar y desinfectar las superficies y objetos de uso común, mantener una sana distancia entre personas y en caso de presentar síntomas compatibles y no formar parte de un grupo vulnerable, ni tener indicios de dificultad respiratoria, recuperarse en casa.