Puebla empató ante Cruz Azul en la Jornada 2

1 agosto, 2020

Foto: TUDNCompartir Foto: TUDN

Puebla, México

El Puebla y Cruz Azul empataron 1-1 en el partido que puso en marcha la Jornada 2 del Guardianes 2020 BBVA en duelo pasado por agua en la cancha del Estadio Cuauhtémoc.

Las escuadras de Juan Reynoso y Robert Dante Siboldi con este resultado mantienen el invicto en el arranque del torneo con un triunfo y un empate.

La virtud de la escuadra poblana fue aprovechar lo que el rival le permitió hacer y la de Cruz Azul fue no dejar de intentar a pesar de que habían topado con la pared poblana llamada Nicolás Vikonis.

Fue en la segunda mitad que con un gol de Pablo González al minuto 46, casi saliendo del vestuario que se marcó la diferencia del partido. Un rebote en el área de Cruz Azul fue bien aprovechado por el mediocampista que no perdonó.

Pese a lo anterior, fue Orbelín Pineda quien emparejó con un buen disparo de media distancia al ángulo.

La Máquina salió con la idea de imponer condiciones y en el desarrollo del partido logró hacerlo pero no pudo reflejarlo en el marcador. El primer tiempo fue todo de la escuadra de Siboldi, Vikonis y un error grave de Romo mantuvieron el cero en el marcador.

La primera de Nicolás Vikonis fue un lance al minuto 20 a un disparo de media distancia de Milton Caraglio que desvió por encima y mandó a tiro de esquina. La siguiente jugada en el cobro por izquierda quedó de frente para Romo quien no tuvo la capacidad de rematar y lo mandó para afuera de una forma increíble.

El resto del tiempo fue de pasear pelota de lado a lado sin profundidad y sí con imprecisiones a la hora de cruzar el último cuarto del campo. Puebla aguantó bien y eso fue lo que cargó la moneda de su lado.

La complementaria cambió

La segunda mitad fue para Puebla. Quizá no por la posesión de la pelota pero sí por aprovechar el momento del partido y porque logró equilibrar las acciones.

Apenas saliendo del vestuario, al 46, llegó una jugada de desborde por derecha de Christian Tabó, mandó el centro que fue rechazado de una manera terrible por la zaga, Pablo González se topó de frente el balón y no desaprovechó para adelantar con un zapatazo a los locales y colocar el 1-0.

Puebla mejoró en el control de las acciones y si bien no generó opciones claras si mantuvo a los azules lejos de zona de peligro. Cuando intentaban cruzar, la defensa se imponía y, cuando lograban plantarse de frente, Nicolás Vikonis resolvió el problema.

La más clara fue una de frente que tuvo Domínguez y que Vikonis en dos ocasiones atajó para evitar que el balón se fuera dentro de su portería.

El empate en el último suspiro

Corría ya el final del partido y Puebla saboreaba el triunfo, pero se descuidó y en el pecado llevó la penitencia.

Una jugada de balón filtrado entre Caraglio y Domínguez provocó un centro y un mal rechace de la defensa poblana al centro, Orbelín Pineda se lo topó de frente y no perdonó. El partido se empató 1-1, al minuto 90.

Ya no hubo tiempo de más. Puebla intentó ir por algo en la reposición pero no logró hacerlo y vio como la ilusión del triunfo se les fue de las manos.

Patricio Aguilar