PROTOCOLO DE SEGURIDAD EN ESCUELAS

6 noviembre, 2019

Compartir

Tamaulipas, México

Protección Civil en Matamoros no tiene una indicación oficial por parte de Protección Civil del estado para simulacros y practicas obligatorias en escuelas en caso de situaciones de riesgo en exterior, sin embargo, asegura si hay simulacros por petición de los planteles.

Es común que algunos planteles educativos, sobre todo de nivel medio superior y superior realicen por lo menos dos simulacros de evacuación al año teniendo como evento de emergencia un supuesto incendio en el interior del plantel.

De acuerdo al director del Protección Civil en Matamoros, Pedro Astudillo Bravo, por ahora el departamento no tiene una indicación oficial para que los planteles educativos sobre todo de nivel primaria y secundaria lleven a cabo simulacros obligatorios en situaciones como balaceras, tormentas o vientos huracanados.

“No nos ha llegado ningún oficio, de hecho, las escuelas manejan simulacros, los hacen anualmente, a veces los hacen 2 veces por año, si es un requisito hacer simulacros para ver el tiempo que hacen para evacuar o lo que tengan que hacer dependiendo de la situación”.

Astudillo Bravo, dijo que los simulacros que se llegan a dar en estos niveles todos son a solicitud de los mismos directores y siempre están enfocados a emergencias de incendios, pero si les han llegado a preguntar que deberían hacer en caso de por ejemplo presentarse un enfrentamiento a balazos en las calles cercanas a la escuela, por lo que el personal les da algunas indicaciones.

“Es mas común en los colegios privados, en las escuelas privadas, muchas veces con una vez que les des una plática o que les enseñes ya ellos saben qué hacer en una situación de esas, muchas veces no les toca y nunca han tenido un simulacro y lo primero que hacen es abrir la puerta y salir corriendo cuando no se debe hacer eso”.

Considera que si es importante que todos los planteles educativos reciban platicas o talleres, así como la participación en simulacros que les permitan aprender las acciones a emprender en caso de cualquier situación que pueda poner en riesgo la vida de personal y alumnos.