PROTESTA EN PUENTE INTERNACIONAL

17 enero, 2020

Compartir

Texas, Estados Unidos

Fueron dos circunstancias que se unieron en un solo movimiento y una sola palabra: migración.

Alrededor de las 11 de la mañana de este viernes, integrantes del grupo Testigos en la Frontera, quienes desde el fin de semana pasado realizan un plantón a unos pasos del puente internacional Gateway, en Brownsville, Texas, elevaron el nivel de su protesta al bloquear la calle a un costado de las oficinas de Aduanas y Protección Fronteriza.

Se oponen a la aplicación del programa de Protocolos de Protección a Migrantes, conocida como MPP por sus siglas en inglés.

Esta política aplica el llamado protocolo del tercer país, que obliga a decenas de solicitantes de asilo a permanecer en México.

Pero a la par de la protesta, que fue apoyada por grupos promigrantes del Valle, se desarrollaba en Matamoros, Tamaulipas, la visita de 17 congresistas federales de Estados Unidos, integrantes del caucus hispano, rama demócrata del congreso, presidida por el texano Joaquín Castro.

Alrededor del mediodía, representantes del grupo ofrecieron una conferencia de prensa para compartir sus impresiones tras recorrer el campamento migrante, ubicado en Matamoros, donde permanecen alrededor de 2 mil 500 migrantes que solicitan asilo a Estados Unidos.

Lo que vieron, les horrorizó.

Dijo Joaquín Castro que la visita tuvo como objetivo específico ver los efectos de la política de Donald Trump de “permanencia en México”, y que el presidente Trump y su administración está forzando a las personas que viven en el campamento migrante a vivir “en condiciones inhumanas”.

Sentimiento que fue compartido por otras personas del caucus hispano que participaron en el recorrido.

“Lo que vimos, lo que está pasando, (es que) el gobierno de América, de los Estados Unidos está mandando gente donde está peligroso y hay niños que están enfermos” dijo la congresista Nanette Diaz Barragán.

“Estamos aquí para ser testigos de las condiciones peligrosas e inhumanas que existen en Matamoros a través de las políticas de Trump de quedarse en México” expresó por su parte la legisladora federal Linda Sánchez.

Pero, a la vez, hubo el llamado los países que integran el Triángulo del Norte, Guatemala, El Salvador y Honduras, a voltear hacia lo que está ocurriendo en esta frontera. “Es importante que también estas naciones vengan aquí y miren las condiciones de su gente que está sufriendo”, enfatizó la congresista Norma Torres.

Y la mira del caucus hispano va más allá y apunta hacia las empresas que han hecho de la migración un lucrativo negocio. El congresista Jesús García aseguró que harán lo posible para “ponerle un fin al derroche de dinero que se está utilizando aquí, que solo beneficia a las compañías que tienen los grandes contratos y hacen ganancias a costo de la vida humana y de la decencia humana”.

Joaquín Castro pidió a Donald Trump a que vaya a Matamoros y vea los efectos de sus políticas migratorias.

Los miembros del congreso expresaron que usarán sus recursos políticos para poner fin al programa MPP.