POLICÍA VIAL AUXILIA A FAMILIA VICTIMA DE EXTORSIÓN TELEFÓNICA

23 julio, 2019

Compartir

Agentes Municipales adscritos al grupo especial Pegasso lograron evitar una extorsión telefónica que separó a una familia durante varias horas.

La modalidad de extorsión utilizada fue a través de llamadas telefónicas del número 5527947326 al domicilio particular, donde obtuvieron nombre, edad y numero de celular de los integrantes de la familia para después ubicarlos en lo individual para amenazarlos y exigir una fuerte suma de dinero a cambio de no dañarlos.

De acuerdo al reporte policial, la víctima acudió al edificio central de la Dirección General de Seguridad Pública Municipal (DGSPM) para solicitar el apoyo pues había recibido la llamada de un desconocido que aseguraba tener secuestrada a su sobrina y a cambio de no hacerle daño le exigían la cantidad de 200 mil pesos por el rescate.

En ese momento, los agentes municipales apoyaron a la víctima para localizar a su familiar y descartar el supuesto secuestro; en tanto los timadores le exigían no cortar la comunicación vía telefónica. Los oficiales se movilizaron y lograron dar con el paradero de la sobrina que desconocía la situación. La joven fue resguardada y trasladada por los oficiales a su domicilio.

Sin embargo el intento de extorsión continuó, ahora con una menor de edad y un adulto mayor, integrantes de la misma familia. Ellos se encontraban en su vivienda cuando recibieron una llamada del supuesto secuestrador que con engaños exigió a la niña que se trasladaran al parque Tangamanga I y siguieran sus indicaciones, pues de lo contrario dañaría a su madre.

Fue entonces que la víctima –aún en compañía de los agentes municipales- recibió nuevamente la llamada de los extorsionadores, que dijeron haber soltado a su sobrina pero que en consecuencia habían secuestrado a su papa e hija, situación que generó una crisis nerviosa a la mujer.

Los oficiales tranquilizaron a la víctima informándole que se trataba de una extorsión, por lo que se trasladaron de inmediato a la vivienda familiar para verificar los hechos y ahí fueron informados que la niña y su abuelo efectivamente salieron del domicilio tras recibir la llamada, pero se resguardaron con otro familiar y se encontraban a salvo.

Al recabar la versión de los involucrados en este evento, los oficiales determinaron que fue a través de una llamada telefónica recibida en el domicilio que los extorsionadores obtuvieron todos los datos personales de cada uno de los integrantes a quienes intentaron timar no solo con llamadas si no con mensajes de texto amenazantes.

Finalmente, la familia logró reunirse en su domicilio para posteriormente acudir a interponer la denuncia correspondiente ante la Fiscalía General del Estado.

La DGSPM invita a la población a denunciar de inmediato este tipo de delito ante el número de emergencias 9-1-1, así como evitar caer en provocaciones y contactar a sus familiares