DEPORTES

Ormeño y el sueño de jugar con Neymar

Puebla, México Al llegar a León, su nuevo club, las primeras palabras del excamotero Santiago Ormeño fueron…

Puebla, México

Al llegar a León, su nuevo club, las primeras palabras del excamotero Santiago Ormeño fueron “por fin me puse la verde, espero que no sea la única”. Sin embargo, el sueño de portar la verde del tricolor se esfumó de inmediato, debido a una nueva oportunidad, la de utilizar su doble nacionalidad para vestir la camiseta de Perú.

Parece que Ormeño está destinado a portar una franja en el pecho, aunque ahora será roja. Este jueves su selección debutará en Copa América y lo hará por la puerta grande, ante el anfitrión Brasil. Ahí podríamos ver, por primera vez, al delantero mexicano portando la rojiblanca.

En caso de recibir algunos minutos, sería simplemente un sueño. De estar pensando en el retiro por la falta de oportunidades, hace apenas dos años, a jugar en Brasil junto a Neymar y compañía. Santiago es uno de los cuatro atacantes convocados por Gareca y jugar no será fácil, pero si el entrenador lo llamó, es para verlo y la lógica indica que en algún momento recibirá su primera oportunidad de entrar a la cancha en esta Copa América.

Si fue buena o mala decisión, solo el tiempo lo dirá. De momento fue la única posibilidad real a la vista, pues México no ha tenido ni intenciones de llamarlo. Cada selección ofrece diferentes posibilidades. La mexicana es prácticamente una garantía de jugar mundial, con Perú existe la posibilidad de nunca hacerlo, pues la eliminatoria sudamericana es quizá la más competida. A cambió, la peruana ofrece a sus futbolistas un roce de altísimo nivel competitivo que México no puede brindar. Jugar para el tricolor, fuera de los mundiales, es jugar partidos de muy bajo nivel, pues salvo los enfrentamientos contra Costa Rica y Estados Unidos, en los demás, la victoria es casi una obligación.

Jugar con Perú en cambio, es jugar Copa América y eliminatoria mundialista, contra los más grandes el mundo. Es estar en constante roce con jugadores como Messi, Neymar, Gabriel Jesús o Sergio Agüero, entre otros. La posibilidad de que Ormeño crezca como futbolista es mucho mayor y con buenas actuaciones, el camino a Europa está prácticamente trazado , pues Sudamérica es una vitrina enorme y León un club abierto a llevar a futbolistas al viejo continente.

Pero eso se verá con el tiempo. Lo primero es que Ormeño debute y lo segundo, es que responda a las expectativas, para no ser convocatoria de una sola vez.

Luis Tamariz