Despiden el año en Juchitán bailando y con trajes antivirales

1 enero, 2021

Fotografía: NVI NoticiasCompartir Fotografía: NVI Noticias

Oaxaca, México.

En Juchitán de Zaragoza, en el Istmo de Tehuantepec, se acostumbra que las últimas noches del año viejo se acompañen por la música de flautas y tambores de los jóvenes que se disfrazan de los viejos o ‘hueelus’, como se dice en zapoteco, pero este año de la pandemia, los viejos no portaron la indumentaria regional, sino que llevan consigo el traje aislante antiviral, mascarillas para boca y nariz y su gel antibacterial.

Un joven vestido de mujer utilizó la prenda istmeña, pero en este 2020 a su máscara femenina le agregó una careta protectora, esto como un intento para que esta tradición no se pierda, como todas las que opacó COVID-19 en el año que se fue.

Tradicionalmente los viejos recorren las calles de Juchitán solicitando un apoyo económico a quienes se entretienen con su presencia, pero esta vez a parte de bailar, repartieron gel antibacterial y trataron de concientizar a sus paisanos de que los contagios de COVID-19 siguen altos y aún hay mucha gente en las calles.

A pesar de que las carencias fueron la constante de este año, también recibieron monedas de quienes salieron de sus casas a seguir la tradición, pero no sin antes desinfectar el dinero y guardarlo.

Entre junio y julio de 2020, en Juchitán de Zaragoza se contabilizaron entre seis y nueve defunciones diarias por covid -19, y en lo que va de la pandemia han fallecido 326 istmeños.

Con información de: NVI Noticias

JMU