No hay asientos garantizados en la Fórmula 1

18 mayo, 2021

Imagen: TUDN Compartir Imagen: TUDN

Puebla, México

El tiempo pasa, las temporadas siguen su curso y los equipos no pretenden esperar a nadie.

El Gran Premio de España nos dejó muy claro, la importancia de una buena estrategia. La F1 ya no es de ver quién vuela en los monoplazas, esta categoría se ha vuelto mucho más metódica, más puntual por así decirlo; y una muestra clara es la victoria de Lewis Hamilton sobre Max Verstappen, donde el primero, con una parada en pits extra, le termino comiendo ¡22 segundos de diferencia! Es ahí donde la nula respuesta del Toro Rojo le costó la carrera.

Es claro que estamos hablando del mejor piloto de todos los tiempos en la F1, pero también la incapacidad de responder ante una clara ventaja es imperdonable. Cada equipo tiene que ver a futuro, en proyectar el rendimiento del auto, las llantas y del mismo piloto las siguientes 10 vueltas; en este caso, el equipo de toro rojo mostró el pavor que le tiene a Mercedes AMG, en donde saben que están compitiendo reñidamente con el fabricante alemán, pero son incapaces de soltar la mínima ventaja que tengan respecto a la escudería plateada. Lo vimos con el auto de Verstappen y también lo vimos con el auto de Sergio Pérez, pero ese es un tema aparte. Sin cuestión alguna, Red Bull Racing tiene que soltar todos los traumas anteriores y empezar a creer en su propio equipo.

Hablando de ‘El Checo’ Pérez, su refinamiento debe ser a nivel mental, tiene todas las herramientas para pelear los podios junto a Valtteri Bottas, Lando Norris y Charles Leclerc. Creemos que tiene que ceder esa posición de relevo para convertirse en protagonista y comenzar a marcar el ritmo de la carrera. En esta ocasión, quien le marco durante varias vueltas su ‘pace’ fue Daniel Ricciardo, (un piloto que debido a sus múltiples saltos entre equipos, no está peleando ni los primeros cinco puestos del campeonato), y aunque después de la carrera, la relación entre ambos pilotos puede ser de ‘amistad’, esto no lo va a tolerar Red Bull, porque el equipo austriaco anhela ser una vez más el referente de la Fórmula 1, y con 30 puntos de diferencia entre constructores, puede que siga compitiendo por el codiciado primer puesto. Así que esos primeros lugares o mínimo podios, tienen que llegar pronto para el mexicano.
El ideal del Toro Rojo es ver a Verstappen y Pérez pelear por el primer lugar, y no se ve alejado, los dos marcaron las últimas dos vueltas rápidas en el circuito de Cataluña, por debajo de los 1:20 segundos, un tiempo remarcable para cualquier piloto.

Por otro lado, Ferrari se cuela en los primeros cinco, pero aun así, esos Ferrari se ven grandes y torpes dentro del circuito. McLaren no encontró jamás el ritmo; Daniel Ricciardo ‘peleaba’ con ‘El Checo’ por el quinto puesto, pero nunca se acercaron al ritmo que llevaba la primera línea, y sí, fue emocionante la batalla por el décimo lugar, todos queriendo desfalcar al excampeón mundial, pero estamos hablando de casi cuatro equipos peleando por ese puesto, esto nos habla que esta carrera en general, fue bastante mediana.

En fin, el tiempo se acaba, y aunque cada equipo tenga a su consentido, ninguno tiene su asiento garantizado.

Enrique Meza