No andaba muerta, andaba de parranda

31 octubre, 2019

Fotografía: FacebookCompartir Fotografía: Facebook

Oaxaca, México.

Un restaurante ubicado en el centro histórico de la capital oaxaqueña reportó la mañana de este miércoles 30 de octubre que la catrina que adornaba parte de la banqueta y su entrada con motivo del día de muertos había desaparecido misteriosamente.

En redes sociales incluso, culparon al municipio de Oaxaca de Juárez porque al parecer los responsables habrían sido los inspectores municipales, pero no fue así.

El día transcurrió y horas más tarde un ciudadano que se enteró de la noticia y que transitaba por la Central de Abasto se percató que había una catrina similar a la que se había reportado como perdida y efectivamente era la misma.

Fotografía: Facebook

De inmediato la fotografía se convirtió en tendencia en las redes y se supo de manera extraoficial que alguien casualmente había vendido la catrina a un comerciante del mercado de abasto, cuando buscaron al nuevo dueño desapareció misteriosamente y nadie quiso dar la cara.

Los dueños originales, acudieron al lugar al que se había trasladado la catrina para recuperarla, de lo único que pudieron percatarse es que de la fiesta que agarró, hasta despeinada quedó.

Ángeles Pereda