Muere menor de edad al ser alcanzando por rayo en Calera.

24 julio, 2019

Compartir

La muerte de un menor de edad en Calera, al ser alcanzado por un rayo, hecho acaecido el pasado lunes, es la primera muerte por temporada de lluvias del año, lamentó Juan Antonio Caldera Alaniz, coordinador estatal Protección Civil y quien recordó que el año pasado, fueron dos las defunciones por este motivo, una ocurrida en Villa de Cos y otra en Fresnillo, aunque, ambas, fueron en zonas despobladas, a diferente de ésta, que se suscitó en una unidad deportiva.

El niño de 11 año, explicó, se encontraba realizando ejercicio, como parte de las actividades programadas en la iglesia cristiana a la que asistía al momento de la tragedia; detalló que, al arribar las corporaciones de seguridad, el menor ya se encontraba sin signos vitales.

 “Desafortunadamente a un menor de 11 años, le alcanzó un rayo, pierde la vida, y éste sería el primer caso en temporada de lluvias”

Durante las tormentas eléctricas, advirtió, es importante que las personas se queden en sus hogares y que, salvo una urgencia, salgan del hogar, pues se deben evitar las actividades al aire libre durante estas condiciones climáticas.

Asimismo, se debe evitar usar aparatos eléctricos y alejarse de cuerpos de agua, como ríos y lagos y evitar lugares altos; en caso de encontrarse en zona despoblada, se de despojar de objetos metálicos y alejarlos a una distancia de, por lo menos, 30 metros.

“No resguardarse en los árboles, en las zonas de metal, cerca de los vehículos o estar al campo abierto, hay que resguardarse en su casa o si no es necesario, no salir”

Recordó que, en las zonas urbanas, la mayoría de los edificios más altos, como presidencias municipales o, en algunos lugares, las iglesias, tienen pararrayos, que llegan a cubrir radios de hasta un kilómetro a la redonda.

Destacó que, en Lomas de Bracho, durante las morismas, es frecuente que se presenten tormentas eléctricas, que han causado ya la muerte de un hombre y dejaron con quemaduras de gravedad a una persona más, razón por la cual, desde hace varios años, se solicitó a la cofradía de San Juan Bautista, coloque por lo menos, cuatro pararrayos en la zona, acción que dijo desconocer si ya fue cumplida.

“Es importante saber que, en los edificios altos, tan solo y en los cerros, se encuentran los pararrayos, tan sólo aquí tenemos nosotros tres pararrayos, es una parte alta y, esto, ayuda a las colonias aquí cercanas a atraer el rayo y esto, en algunas partes sí es importante tenerlo”  (…) “Que pusieran pararrayos en cuatro puntos, para que en un problema de tormenta eléctrica, no se viera afectado, ahí hemos tenido también la presencia de personas que han sufrido al caer un rayo, y, uno, perdió la vida, la otra sufrió quemaduras, eso, en un periodo de cinco años”