MIGRANTES AFECTADOS CON LLUVIA

21 octubre, 2019

Compartir

Tamaulipas, México

La fuerte tormenta eléctrica que se registró en la región afectó al grupo de migrantes que se ubican en el Puente Nuevo de Matamoros.

Ellos comparten que su mayor preocupación fueron los niños.

“En la madrugada de hoy, a las dos de la mañana, yo tuve que salir de mi carpa porque era fuerte el aire, los rayos”.

Los cientos de migrantes centroamericanos y mexicanos que están a la espera de asilo político en el Puente Nuevo de Matamoros sufrieron con la fuerte tormenta eléctrica que se registró en la región.

La lluvia y el fuerte viento azotó las frágiles casas de campaña en las que se refugian y mantuvo despiertos a los padres preocupados por sus hijos.

Una noche difícil y larga.

“Procuramos estar tapándolos para que no se mojaran, luego se ponen mal de fiebre, hay no pidiendo a Dios que parara de llover porque las carpas se levantan”.

“Era demasiada la electricidad y muchos truenos que tronaba hasta la tierra, le daba miedo a uno, pero como uno cree en Dios, yo me fui durmiendo”.

Los migrantes esperan no se presenten más tormentas similares y confían en que pronto sean trasladados a un refugio.

“En la mañana se inundó toda esta parte de la calle, una carpa andaba nadando, uno de adulto y jóvenes de 15 años aguantan más, pero los niños de 5 o menos años”.

“Dicen que albergue no existen, luego nos dicen que nos quieren llevar a un albergue pero dicen que es peligroso y aparte de eso tenemos que ver cómo le vamos a hacer para la comida también”.