NOTICIAS

Microempresarios cambian giro ante contingencia sanitaria

Puebla, México. Él es Raúl, desde hace 50 años se dedica a la sastrería, sin embargo, sus…

Puebla, México.

Él es Raúl, desde hace 50 años se dedica a la sastrería, sin embargo, sus ventas se fueron en picada después de la contingencia sanitaria por el coronavirus.

En su microempresa laboran seis personas que muy difícilmente podrían sobrevivir a esta crisis ante el poco trabajo, por tal razón, a la hija de don Raúl se le ocurrió la idea de vender cubre bocas a un precio accesible y ante la alta demanda.

Cada uno de estos cubre bocas tiene un costo de 2 pesos, precio muy por debajo de lo que se ofrecen en otros lugares.

Incluso, don Raúl señala que el material con el que se hacen es quirúrgico y entre sus clientes hay directores de hospitales, enfermeras y médicos.

A tan solo una semana de haber iniciado este negocio, ya ha vendido 20 mil piezas y está por distribuir otras 10 mil a diferentes estados de la república.

Don Raúl es muestra del ingenio, del emprendedurismo y de las ganas de salir adelante a pesar de las circunstancias económicas que se le ponen en el camino.