DEPORTES

Messi; el adiós con un campeonato

Puebla, México Para nadie es un secreto que el retiro de Lionel Messi está cerca y el…

Puebla, México

Para nadie es un secreto que el retiro de Lionel Messi está cerca y el tiempo para ganar algo con Argentina, se está terminando. En cuanto a Copa América se refiere, puede ser la última oportunidad, a sus 34 años.

Un auténtico ganador a nivel de clubes, no ha podido replicar esa faceta con su selección a pesar de haber jugado las últimas dos finales del certamen continental y, tras eliminar a Colombia, la gran oportunidad ha llegado. Ganar la Copa América, hacerlo ante Brasil y en su propia casa, sería el final perfecto para cerrar con un logró trascendental y callar las críticas.

El sábado a las 7:00 pm Messi podría estar jugando su último juego de Copa América ante Neymar y compañía, con grandes posibilidades de ganarla. El atacante argentino vive un buen momento, de los 11 goles que ha marcado su selección, él ha participado en nueve. Metió cuatro ante tres equipos diferentes, Chile, Bolivia y Ecuador, y asistió en cinco. Además, asumió la responsabilidad de abrir la tanda de penales en semifinales y anotó. Lio ha respondido al rol de líder que le asignan por naturaleza, pero falta lo más importante, un campeonato.

Messi no ha ganado nada con Argentina y las críticas le llueven cada vez que juega con ellos, sin embargo, la falta de resultados no es responsabilidad suya. Contrario a lo que se piensa, por la grandeza que significa la Albiceleste, la Selección Argentina no gana nada desde hace décadas. Su recuerdo exitoso está ligado a un solo jugador, Maradona.

Su última copa América la ganó en 1993, su única Confederaciones en 1992 y su último Mundial en México 86. De ahí nada. Messi juega en una selección perdedora que no suma títulos, aunque la percepción sea diferente. Darle un título a su país, sería un éxito para todos los argentinos, pero un descanso monumental para él. Sería la tranquilidad de retirarse como campeón y con menos críticas.

La misión es gigante, enfrente estará el acérrimo rival con su constelación de estrellas, incluido Neymar, pero la recompensa es proporcionalmente, igual de grande.

Luis Tamariz